Por: Mario Morales

Sin prisas electoreras

Que el 30,6% de los encuestados por Gallup esté por el voto en blanco para las presidenciales de 2014 no es para repique de campanas.

Una cosa es el voto en blanco, fotografiado en un sondeo a seis meses de elecciones, a manera de advertencia, y otra depositado en urna como expresión ciudadana de protesta.

Una prueba: que en primera vuelta ese voto en blanco le ganaría por más de 3 puntos al presidente Santos, si va por la reelección, pero disminuye el porcentaje y perdería por 10 puntos con el mismo Santos en segunda vuelta. De voto ejemplarizante a voto útil.

El voto en blanco, así no más, sin respaldo político, sin background, es algo así como la efervescencia de las redes sociales, manifestación de descontento sin narrativa ciudadana, presentista, episódica, sin futuro. Importante sí, pero no decisiva.

Mirada como advertencia, es oportunidad invaluable de contrapoder frente a movimientos obsoletos, cuya única sintonía con la sociedad digital son sus decisiones a dedo, como el autodenominado Centro Democrático o el Partido Liberal, si sigue como va.

Pero también sirve como base para construir ciudadanía, para exigir una tercería, y hasta para cuota inicial de proyectos a largo plazo, como los que propone con tino la muy segura cabeza de lista de los verdes en las parlamentarias, Claudia López.

No es fácil depurar nuestras instituciones. Enquistadas de mafias, intereses y mediocres, ameritan disección paulatina. Esos movimientos alternativos, incluido el del voto en blanco, no tienen perspectivas de triunfo en presidenciales, menos ad portas de un acuerdo en La Habana, pero sí de moderar y hacer contrapeso a la, cuando se lo propone, aplastante Unidad Nacional.

Que los mejores líderes lleguen al Congreso, como propone Claudia, pero también a asambleas y concejos; y cuando la maquinaria acose, el voto en blanco para anular o repetir elecciones amañadas. Ciudadanos prosumidores en lo político y movimientos a mediano y largo plazo es lo que necesitamos.

@marioemorales
 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Morales

Miedo a lo diferente

Que discrepen

Que no se nos olvide

Si lo dejan

Sí, por los que vienen