Por: Juan Pablo Calvás

Sintra-Congreso

Jamás en la historia de Colombia un paro había logrado un resultado tan positivo para sus promotores: ¡Viva el gobierno Santos!

Ni los campesinos, ni los cafeteros, ni los camioneros, ni los mineros, ni los profesores, ningún sindicato había logrado jamás en este país lo que los congresistas pudieron hacer en apenas una semana: lograr una bonificación mensual de $ 7.898.445 pesos en su salario. 

No hubo necesidad de marchas por la carrera séptima, ni encapuchados, ni bloqueos en las carreteras. No vi a un solo congresista montado en una tarima en la Plaza de Bolívar lanzando arengas. Por ningún lado aparecieron las pancartas y los pasacalles con las letras CGT y CUT. No hubo necesidad de un desborde de mensajes de solidaridad a través de las redes sociales. Nada de nada. ¡Qué sindicato tan poderoso y discreto!

Definitivamente es el momento de reflexionar sobre la utilidad de los Julio Roberto Gómez y los Tarcisio Mora porque creo que en toda su vida de trabajo sindical nunca han estado siquiera próximos a una conquista laboral del tamaño de la que consiguieron los padres de la patria. Ahora sí le creo al gobierno cuando habla de la necesidad de empoderar a los sindicatos, tarea que ya comenzó con los líderes de SINTRA-CONGRESO, que se la pasan en reuniones de Unidad Nacional en la Casa de Nariño. ¡Que viva el Ministerio del Trabajo!

Lamento eso sí que las negociaciones con otros estamentos de la sociedad no sean tan rápidas y efectivas. ¿Hace cuanto fue el paro de los enruanados? A los encorbatados del congreso les solucionaron el problema facilito, pero a los campesinos todavía los tienen sentados en las famosas “mesas de trabajo”. ¿Hace cuanto fue el paro de los estudiantes? Y nada que salen los compromisos del Gobierno para una educación superior pública de calidad. Necesitamos más líderes como los de SINTRA-CONGRESO para que estas negociaciones avancen con rapidez.

Es más, ahora que se acaba el año invito cordialmente a los señores congresistas para que se sumen a la mesa de negociación del incremento del salario mínimo. Pueda ser que con su poderoso SINTRA-CONGRESO logren el tan anhelado incremento del 10, 11 o 15% que desde hace años vienen tratando de conseguir los Gómez y los Mora. 

SINTRA-CONGRESO. ¡Presente! ¡Presente! ¡Presente!

---

#PreguntaSuelta:¿Y usted ya está listo para la histeria colectiva de hoy con la Selección Colombia?

@colombiascopio

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Juan Pablo Calvás

Epílogo a una administración

Prioridades nacionales

Universidades e iglesias

Parque de diversiones Transmilenio

Óscar Iván y su Rimax