Por: Camilo Sánchez O

Sistema Estadístico Nacional (SEN)

Como la historia se repite desde hace muchos gobiernos, con estadísticas que se alejan de la realidad, llegó el momento de hacer un cambio profundo en las instituciones pertinentes.

Este escenario sentencia que hoy no existe un organismo autónomo e independiente del gobierno y de los intereses particulares.
Se plantea así la urgencia de la creación del SEN. No es un capricho buscar la generación de información veraz, confiable, independiente y real, tal como lo acaba de reconocer el ministro de Hacienda, sino que se hace perentorio para atacar de manera efectiva las problemáticas sociales y económicas que padece nuestro país.

Qué sacamos con vanagloriarse de los índices del desempleo de un dígito o alardear que se disminuyó la pobreza si no estamos impactando las políticas en el pueblo. De ahí que se aplaude al Gobierno Santos por apoyar este proyecto, abandonando con lucidez el criterio del anterior gobierno que no permitió llevar esta iniciativa adelante por el miedo a que se desenmascararan las estadísticas infladas, que buscaban sustentar los supuestos grandes logros que se habían alcanzado a través del asistencialismo rampante.

Un dato relevante para este análisis se sustenta en un análisis adelantado por el DANE que llegó a la conclusión de que los resultados en materia de planificación del sector estadístico en veinte años no son alentadores: sólo se ha permitido oficializar formalmente el “Plan Estadístico Nacional” de 1995. En otras palabras, hoy existe una brecha entre las estadísticas producidas y las requeridas, así como una falta de conocimiento sobre la demanda real de datos. También impera una discontinuidad y fragilidad en el desarrollo de las estadísticas con horizontes de corto plazo.

Los flujos de información para este tema son insuficientes, tanto en la planificación y aprovechamiento de estos insumos como en las solicitudes de información que saturan las fuentes que suministran la información. Esto sin contar que la información Estadística Nacional no cumple con los requisitos de calidad.

El proyecto de ley 208/13 que radiqué en compañía del Representante Simón Gaviria propone como principal solución que se faculte a un sólo ente, el SEN, la coordinación y producción estadística del país a través de sus tres ejes centrales: planificación, regulación y calidad estadística. Se pone a disposición de productores y usuarios de estadísticas oficiales un instrumento que resuelve los problemas asociados a: i) la limitada planificación estadística para la integración del SEN, ii) uso limitado de conceptos, definiciones, nomenclaturas y clasificaciones estandarizadas y iii) deficiencias en calidad.

Además, se establece el carácter obligatorio del cumplimiento de los Principios Fundamentales de las Estadísticas oficiales emitidas por Naciones Unidas, lo cual permite solucionar el problema de calidad de las estadísticas. Se establecen los criterios de preservación de la memoria institucional de las estadísticas oficiales.

Colombia ha tenido importantes avances en materia de manejo de información; no obstante, continuamos con estadísticas carentes de la autonomía que requieren los datos. El proyecto de ley que presenté en reiteradas ocasiones, por el cual solicitaba un periodo fijo para el Director del DANE, la autonomía presupuestal de la entidad y su independencia administrativa, será el complemento del SEN que adelantaremos. Esperamos que de la mano de los técnicos y del ejecutivo podamos hacer la diferencia que requiere una sana estadística.

Camilo Sánchez Ortega, Senador de la República / sanchezca42@hotmail.com

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Camilo Sánchez O

Sentencia peligrosa y desafortunada

Nuestras playas tierra de nadie

Gracias por tu garra Tigre

La lista de un gamonal

De la venta de Isagen a su compra