El presidente hablará hoy ante la plenaria de Naciones Unidas. Se espera que los temas principales de su discurso sean la lucha contra las drogas y la crisis de Venezuela.

Por: Carolina Botero Cabrera

Sobre dominio público

El 1 de Enero de cada año en Internet se habla del “día del dominio público”, se publican listas de las obras que lo alimentan ese año.

En 2012 por ejemplo la obra de autores como Virginia Wolf o James Joyce están allí (en algunas jurisdicciones pues eso depende de la ley local puede ser que esté en dominio público en un sitio pero no en otro) y es agradable imaginar que ya hay gente pensando en cómo podemos homenajearlos releyendo, recontextualizando y agregando valor a su obra hoy.

El paso del tiempo (80 años después de la muerte del autor, regla general en Colombia) es quizá la circunstancia más reconocida que hace que una obra intelectual entre al dominio público.

El dominio público es la información que está libre de barreras para el acceso o la reutilización, barreras que usualmente se asocian con la protección del derecho de autor, porque está libre ya de cualquier protección o porque el titular del derecho ha decidido removerlas. Es la materia prima de la que se deriva el nuevo conocimiento y de la que se crean las nuevas obras (traducción propia de un fragmento del ”Manifiesto por el Dominio Público” http://publicdomainmanifesto.org/).

Después de décadas de reformas legales que han limitado el dominio público, especialmente por la ampliación del término de protección, durante los últimos años se ha dado un resurgimiento de tendencias que buscan resaltar su importancia y la necesidad de que el propio derecho de autor asuma también su protección como algo que es patrimonio de todos, que es público. Hace unos años, en el marco de la agenda para el desarrollo de la OMPI, Colombia se opuso a tratar este tema como algo que fuera del resorte del derecho de autor, pero el año pasado me enteré que existía la intención de hacer un proyecto con el registro público de obras que permitiera conocer sobre el dominio público colombiano asociado con plazo, pensé que era genial y espero que avance.

Ojalá que dentro de poco podamos aportar a las listas pues se tiene que poder proteger la protección y también el dominio público.

Carolina Botero Cabrera.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Carolina Botero Cabrera

Celulares y aulas, ¿prohibir para prevenir?

Recuperando un museo

¡No me obliguen a usar apps!