Por: Cartas de los lectores

Sobre el Nobel y los exiliados

Magníficos los artículos de El Espectador referidos al Nobel de Literatura 2011. Angélica Gallón hace una buena reseña del poeta y de su obra.

La entrevista de la edición dominical hecha por Nelson Fredy Padilla a Roberto Mascaró, traductor al español del Nobel Tomas Tranströmer, fue un acierto. Mascaró se reveló como un buen crítico y gran conocedor de la obra de Tranströmer. No hay duda de que sabe de lo que habla y se expresa con mucha propiedad. Sus opiniones permiten un fácil acercamiento al Nobel y estimulan la curiosidad de los interesados. Ojalá se concrete la visita de Tranströmer a Colombia. Pero, aunque no tiene que ver con el Nobel, disiento un poco de la opinión de Mascaró sobre la situación de los inmigrantes en Suecia. Es cierto que la xenofobia aquí, como en toda Europa, es creciente y el rechazo a la presencia de extranjeros, sean visitantes, estudiantes, refugiados económicos o políticos es notoria, pero, con todo, el apoyo logístico a este grupo de población es todavía una garantía en este país. El tema de los inmigrantes es muy complejo e imposible de describir en estas cortas líneas pero no es válido generalizar diciendo que los inmigrantes en Suecia viven en barrios marginados y en malas condiciones. Hay casos especiales de gente a la cual se le dificulta el proceso de llegada y adaptación al nuevo país, eso genera complicaciones y da origen a problemas diversos. Para muchos es igualmente difícil lograr un trabajo, otros deben esperar varios años antes de que les sea aprobado su permiso de residencia, pero insisto en que hay variedad de ejemplos y de situaciones y no son tantos los casos dramáticos.

Imelda Daza. Estocolmo.

Por fin se va Bazurto

En Cartagena estamos supremamente alegres de que la asquerosa plaza Bazurto desaparecerá y de que se debe recuperar ambientalmente la zona. Pero más me alegro por la reivindicación de los seres humanos a quienes nos violaron derechos individuales y colectivos por décadas. Mis solidarios abrazos a los habitantes del barrio Martínez Martelo y todos los demás afectados. Bazurto también nos trajo, a cientos, oleadas de indigentes, vagos, vagabundos, locos, profesionales de la calle, rameras de manglares, rateros, atracadores —todos drogadictos— olvidados por el Estado social en borrador y para los que el próximo Alcalde debe lograr una solución integral y pronta.

Jaime Serrano. Cartagena.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Tres cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores