Por: Cartas de los lectores

Sobre el viaje del director de Fededepartamentos a España

Me tomo la libertad de dirigirme a Ud. en el convencimiento de que está siendo objeto de un engaño que desprestigia gravemente su medio y que atenta a la dignidad y la honorabilidad de personas conocidas y respetadas en Colombia, entre ellas muy particularmente la mía propia. En este sentido no puedo permanecer indiferente, ni cruzarme de brazos cuando de una noticia falsa recogida en su medio, se desprenden insinuaciones intolerables que mancillan el buen nombre y la fama que después de tantos años de trabajo honesto he obtenido en Colombia.

Me explicó, soy Eloy García, doctor en derecho y catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Complutense, lo que los anglosajones llaman un senior professor. Desde 1989 visito ininterrumpidamente Colombia en distintas actividades académicas y relacionadas con el sector de la movilidad que me han permitido conocer y ser conocido por relevantes personalidades del país, con motivo del doctorado honoris causa del presidente del Gobierno de España, don Mariano Rajoy, ceremonia que tuve el honor de apadrinar pronunciando la correspondiente laudatio. Toda una serie de rectores de universidad, presidentes del Consejo de Estado, de la Corte Constitucional y de la Suprema Corte de Justicia, gobernadores, amén de magistrados, ministros, consejeros de Estado y académicos pueden atestiguar quién soy y qué he hecho en Colombia y por Colombia. Pero sobre todo pueden hacerlo cientos de estudiantes y de lectores colombianos que han acudido a mis cátedras, leído mis libros y seguido mis indicaciones. Todos pueden decirle rotundamente que soy un hombre sin tacha, que tiene como único patrimonio una honradez a carta cabal sobradamente acreditada. La honradez de un profesor que no tolera que nada ni nadie pongan en duda su palabra ni sus actos.

Y todo esto lo digo porque en el número de El Espectador de hoy viernes 9 de agosto de 2919 se publica una noticia en relación con la candidatura del doctor Carlos Camargo a la Registraduría Nacional del Estado Civil, en la que se desliza una afirmación intolerable que dice exactamente “De otro lado, en notas de prensa aparece la duda sobre el viaje que realizó Camargo al distrito de Innovación de Madrid, en compañía de los gobernadores de Atlántico, Cauca, Santander y Valle del Cauca, y el equipo técnico de la FND, con motivo de una misión académica, del 21 al 25 de julio. El viaje costó $238 millones y el portal Corrupcionadia.com expresó que mandatarios que no asistieron lo tildaron de tener un tono más ´social que institucional´”.

Si tengo que juzgar el conjunto de la información publicada por los datos que me atañen directamente, debo decirle que no contiene más que una suma de insinuaciones vergonzosas, indignas de un periódico de su prestigio, que no pueden tener otro propósito que descalificar y arrastrar por el fango el buen nombre de un ciudadano que aspira legítimamente a una magistratura de la Republica. Y afirmo esto porque yo mismo concebí, organice y supervisé personalmente hasta el último detalle del viaje académico –y subrayo el sustantivo académico– que el 22 al 25 de julio realizó en Madrid la FND y al que alude su publicación, citando como referencia un medio insignificante y que a diferencia de El Espectador no me merece credibilidad ninguna.

Sin entrar en detalles que pueden resultar prolijos, le diré que el viaje comenzó el día 22 con una reunión con don Carlos Casares, director general de la Federación Española de Municipios y Provincias, continuó el 23 con dos reuniones extenuantes con la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, y su equipo, así como con el expresidente del Senado don Juanjo José Laborda, y un grupo de miembros de la Cámara que estructura las Comunidades Autónomas en España. Siguió el 24, con una intensa sesión de estudio en la Fundación Ortega y Gasset con ponentes académicos de altísimo nivel, presidida por el nieto del filósofo el reputado historiador, profesor Varela Ortega, y concluyó el 25, con otra sesión en el INAP que presidió su directora, doña Isabel Borrell, sobre la estructura competencial del Estado de las Autonomías en España. Como pueden atestiguar todos los asistentes, incluidas las personas citadas, todo tuvo el máximo nivel académico y fue de enorme utilidad para que los gobernadores y el equipo técnico de la Federación pudieran comprender lo que va a significar para Colombia la puesta en marcha del Estado Regional. Y si le menciono estos detalles es para hacer honor a la verdad y para que Ud. pueda comprobar directamente que no miento.

Es verdad también que conozco a Carlos Camargo Assis desde hace años. Estudió conmigo el doctorado, y yo le propuse como tema de tesis doctoral la influencia de las ideas del poder moderador de Constant en la institución de la Registraduría. Autor del que soy conocido especialista en Colombia y en el mundo, como avalan mis libros al respecto (Una Constitución para la República de los Modernos, Tecnos 1913). No tengo que ver, ni entro en absoluto en su candidatura a la Registraduría, que además y a título personal, le desaconsejé desde el día en que se alteraron las reglas de elección. Pero sí es para mí un irrenunciable deber de conciencia y honestidad profesional decirle que la afirmación que se recoge en el periódico sobre el viaje a Madrid de la FND es falsa y calumniosa. Y me ofende profundamente porque mezcla mi nombre y mi limpia reputación en una actividad académica realizada gratis et amore, en una campaña sucia e inmoral a la que un medio como El Espectador no debe sumarse. Y desafío a cualquiera a probar lo contrario.

“La verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero”, afirmaba un viejo clásico al que he dedicado muchas horas de estudio. Y créame que cuando se falta a ella impúdicamente, no sé quedarme callado.

Eloy García. Doctor en Derecho.

Envíe sus cartas a [email protected].

875370

2019-08-09T20:11:18-05:00

column

2019-08-09T20:11:18-05:00

ficaco04_81

none

Sobre el viaje del director de Fededepartamentos a España

58

6429

6487

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Que no sea interminable

24-D, ¿noche de paz... o paro?

De Drummond sobre declaración de Blanco Maya

Dos cartas de los lectores

Morir, una decisión sin autonomía