Por: Cartas de los lectores

Sobre exportaciones

Con el viaje de negocios del presidente, Iván Duque Márquez, a la República Comunista de la China, milenaria nación de más de 1.300 millones de habitantes, el presidente colombiano ofreció dos productos esenciales en la alimentación de sus coterráneos: el aguacate y el banano.

Si se concreta el negocio se van a exportar millones de unidades de estos dos productos básicos y en Colombia se van a generar muchos empleos. Se abriría una puerta para el mundo asiático de nuestras exportaciones. Sabemos que la economía de un país se mide por sus productos que exporta y no por la importación de bienes y servicios foráneos.

¿Pero cómo vamos a hacer para dar cumplimiento a esta futura demanda de aguacates y bananos a la China?

Se me ocurre que si protegemos a los líderes sociales en las diversas regiones del país, incluyendo las más apartadas y olvidadas, Colombia tendría la mano de obra suficiente para producir no solamente aguacates y bananos, sino innumerable cantidad de productos de clima frío, templado, caliente... mejor dicho, de todos los climas. Tendríamos suficiente comida para abastecernos a escala local y nacional, y nos sobrarían muchos productos para exportar, además de la China; al Japón, Corea del Sur, Corea del Norte y tantos países que en estos momentos están demandando alimentos, ya que sus pueblos los necesitan con suma urgencia. ¡Colombia puede ser una potencia agrícola!

Ahí está la tierra y ahí está la mano de obra. Solo se requiere que el Gobierno del presidente Iván Duque decida proteger a los campesinos, no importa la orientación ideológica que posean, para que ellos puedan trabajar y, por supuesto, el Gobierno debe suministrar los recursos económicos, técnicos y herramientas para que este proyecto se materialice, y el país pueda, además de paz, ofrecer productos que constituyan la salida económica que todos esperamos.

Es más, en este país de grandes fincas, en las cuales hay mucha tierra ociosa, se puede aprovechar para el cultivo de productos, según el clima. Ya el Gobierno se ha comprometido en la construcción de vías terciarias a lo largo y ancho del país. Lo que vislumbramos es una Colombia pujante, en paz, en reconciliación y todos trabajando con un objetivo común: hacer grande nuestra patria con la ayuda de todos y para el beneficio de todos. El pueblo chino espera que cumplamos nuestros compromisos y que ellos y muchas otras naciones puedan degustar nuestros preciosos y exóticos productos.

Luis Castellanos García.

Envíe sus cartas a [email protected]

875545

2019-08-12T00:00:18-05:00

column

2019-08-12T00:15:01-05:00

[email protected]

none

Sobre exportaciones

19

2677

2696

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

¿Será que en Bogotá tienen la palabra?

Dos cartas de los lectores