Por: Antieditorial

Sobre Migración Colombia

Por Christian Krüger Sarmiento*

En respuesta al editorial del 20 de diciembre de 2019, titulado “Defensa de la seguridad nacional o xenofobia?”.

En consideración con el editorial publicado por El Espectador el día viernes 20 de diciembre de 2019, titulado “¿Defensa de la seguridad nacional o xenofobia?”, resulta necesario hacer una serie de aclaraciones y precisiones frente a lo expuesto en este escrito.

La autoridad migratoria en Colombia es la Unidad Administrativa Especial Migración Colombia, entidad que está facultada legalmente para autorizar el ingreso y la permanencia de ciudadanos extranjeros en todo el territorio nacional, conforme lo establecido en el Decreto 4062 de 2011. Por ello, cuando afirma el citado editorial que Migración “ha aprovechado para deportar a decenas de extranjeros”, está sugiriendo de manera desprevenida que ejercer las funciones legales es oportunista, cuando es precisamente el deber que se tiene como autoridad migratoria.

Además, cuando se refieren a deportaciones “llevadas a cabo con una velocidad inusitada”, es necesario señalar la diferencia legal y procedimental existente entre una deportación y una expulsión en uso de la facultad discrecional, siendo esta última la que se adelantó en contra del señor Miguel Ángel Calderón y que se desarrolla conforme lo establecido en el Decreto 1067 de 2015, el cual se invita a consultar al autor del editorial en el capítulo de sanciones.

La autoridad migratoria, para claridad del público, no “acusa de ser espía” a ningún ciudadano en Colombia, puesto que no es una facultad legal que ostente. Las expulsiones relacionadas con motivos de orden y seguridad públicos se sustentan en informes de autoridades de seguridad, defensa y/o inteligencia, que soportan legalmente el uso de la facultad discrecional que tiene cualquier autoridad migratoria en el mundo.

Contrario a lo que busca sugerir el editorial, Migración Colombia ha sido la principal promotora de acciones concretas en favor de la población migrante, a través de la creación e implementación de facilidades migratorias que tan solo en Permisos Especiales de Permanencia gratuitos ha beneficiado a más de 560.000 venezolanos. Cabe resaltar, además, que la política migratoria del Gobierno Nacional que destacan como abierta y solidaria, la ejecuta, precisamente, la autoridad migratoria.

Desde Migración Colombia, como podrán constatarlo fácilmente con las acciones emprendidas durante los últimos años, se ha promovido una migración ordenada, regular y segura, que por una parte favorece y facilita la llegada de los hermanos venezolanos para que tengan posibilidad de regularizarse, así como también continuará adelantando los procesos administrativos sancionatorios que sean necesarios para evitar que con los errores unos pocos se vean afectados cientos de miles de personas de bien, que buscan un mejor futuro.

Finalmente, sugerir falta de garantías en el país para los extranjeros, cuando en el caso particular del señor Calderón la justicia actuó a través de distintas decisiones (suspensión inicial de la expulsión, fallo de tutela a favor de la decisión de Migración y negación de hábeas corpus al extranjero), permite inferir, al menos, que el autor del texto no ha recibido suficiente información sobre el caso y, desafortunadamente, ignora u omite la legitimidad y legalidad que revisten las decisiones que toma la autoridad migratoria en el marco legal vigente.

* Director general, UAE Migración Colombia.

897002

2019-12-23T00:00:29-05:00

column

2019-12-23T00:21:29-05:00

[email protected]

none

Sobre Migración Colombia

25

3842

3867

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Antieditorial

La justicia no se reduce a un dilema ético

Arauca y la presencia diferenciada del Estado

Problemas subestimados