Por: Cartas de los lectores

Sobre un editorial

Leyendo en las horas de la mañana el editorial de tan prestigioso medio informativo, he encontrado una información sobre mi cargo, la cual muy comedidamente quisiera se tuviera en cuenta y se rectificara en lo posible.

— Mi nombre es Ómar Velásquez Rodríguez y desempeño el cargo de director administrativo del Senado de la República desde septiembre del año 2008.

— Actualmente esta dirección no tiene dentro de sus funciones la ordenación del gasto; esta labor la realiza la presidencia del Senado de la República.

— No tengo ningún tipo de investigación en la Procuraduría frente al tema de arrendamiento de televisores.

— La Procuraduría hace dos años nos realizó siete señalamientos sobre el proceso de la sistematización y acondicionamiento del recinto del Senado. De estos seis señalamientos seis fueron desvirtuados y sobre uno de ellos la Procuraduría manifestó ciertas dudas y abrió pliego de cargos, respecto a los cuales con mis abogados estamos en el proceso de presentar los soportes que puedan confirmar las actuaciones de la dirección en esa oportunidad.

— Sobre el asunto de arrendamiento quiero manifestarle que aquí no existe un tema específico de arrendamiento, existe un sistema integral de televisión interna (Iptv), el cual fue firmado en año 2007. Sobre este sistema interno de televisión (el cual ha sido galardonado en dos oportunidades) la Contraloría, en su informe preliminar, nos solicitó ampliar la información, mas no fue un hallazgo definitivo. La información solicitada se le envió oportunamente y después se procedió a realizar las respectivas mesas de trabajo entre el ente de control y el Senado de la República.

Todo lo anterior existe con soportes documentales que, si se requiere, en el momento indicado podré evidenciarlos.

 Omar Velásquez. Bogotá.

Control de natalidad

 El proyecto del Código de Paternidad y Maternidad, para controlar la natalidad en Colombia, tiene bastante coherencia al intentar regular el Estado cuántos hijos podrá tener cada pareja. Ligar las trompas de Falopio y la vasectomía tiene sentido, a través de campañas educativas. No será al estilo Fujimori, cuando miles de mujeres fueron engañadas sin consentimiento alguno para ligarlas como si fueran vacas. No es violar el derecho a la procreación, es una campaña para no fabricar más pobreza.

 Helena  Manrique. Bogotá.

Envíe sus cartas a [email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Carta a un colombiano

El malestar en Francia e Inglaterra

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores