La senadora Claudia López, promotora de la iniciativa, explica en El Espectador los siete mandatos de la consulta y qué se necesita para que esta sea de cumplimiento obligatorio para el Estado.

hace 1 mes

Sobre una columna

En relación con las menciones que de mí se hacen en la columna de Cecilia Orozco el día 29 de septiembre, aclaro que el procurador del caso, en sus alegatos de conclusión presentados en 2009, pidió mi absolución en el juicio, no por inconsistencias en el proceso, que hubo muchas, sino por inexistencia de pruebas para condenarme.

Si la columnista se sorprende porque la Procuraduría en 2007 estuvo de acuerdo con el llamamiento a juicio y en 2009, después de 18 meses de juicio y de más de 80 pruebas que evidenciaban mi inocencia, pidió mi absolución por inexistencia de pruebas,  entonces ella está afirmando que por sospecha se debe condenar a una persona y que el juicio es innecesario. Con esa premisa y ante semejante negación al juicio justo, tendría yo que recoger la última frase de su escrito donde dice: “Qué miedo siento del grupo de poder, por su capacidad de manipulación de la justicia”.

 Álvaro Araújo Castro. Valledupar.

Sobre un artículo

Nos referimos a su edición del pasado 16 de septiembre de 2010, página 2, columna tres, tercer párrafo, donde ustedes replican afirmaciones que consideramos deshonrosas e inducen a asociar el nombre de nuestra compañía con escándalos y conductas delictuales, al consignar el texto “… conseguirle tractomulas a través de las empresas de transporte Coltanques, RC Carga, MCT de Transporte, Carga Antioquia, Rápido Humadea, Litecar …” (subrayado nuestro).

Además a motu proprio su columnista, a renglón seguido, escribe: “Eran estas compañías las que operaban los vehículos, recibían las cuentas a los conductores, se legalizaban los anticipos y se entregaban documentos a los contadores o desarrollaban trámites para la operación de los tractocamiones”.

El ingente daño que su texto ha infligido a la imagen corporativa de nuestra organización requiere una reparación contundente, en tal virtud, de la forma más respetuosa, comedida y cordial solicitamos a ustedes desplegar en su prestigioso periódico en complemento al funesto artículo, en orden a reintegrar la imagen mancillada de una sociedad comercial sobresaliente por su circunspección y el aporte al desarrollo del país durante sus largos años de actuación.

 Fernando Alberto Herrera F. Gerente General Rápido Humedea S.A. Bogotá.

 Gabriel Herrera F. Gerente General Litecar S.A. Bogotá.

Envíe sus cartas a [email protected]

Buscar columnista

Últimas Columnas de Lectores opinan

La cofradía del santo reproche

No entiendo por qué no entienden

Al oído de los conjueces

De igualdades y discriminaciones

De Julio Londoño sobre una columna