Por: Fernando Toledo

'Soledad' ad portas

No deja de ser asombroso que en 1995 un violinista, un pianista, un guitarrista, un acordeonista y un contrabajista formados en el Real Conservatorio de Música de Bruselas y deslumbrados por la obra de Astor Piazzolla, hayan creado un grupo especializado en ese ‘nuevo tango’ que forjó el maestro.

Resulta aún más sorprendente que Soledad, como se conoce al grupo en todo el mundo, se haya convertido desde el principio en un fenómeno: la coherencia interpretativa y la profundidad de un estilo lo llevó, muy rápidamente, a conseguir un lenguaje propio y una sonoridad que, a partir de una simbiosis casi paradójica entre el rigor del clasicismo y la maleabilidad de la expresión popular, convocó, tal y como lo sigue haciendo, a millones de seguidores y se ganó el reconocimiento de la crítica.

Algunos notables compositores, al igual que varios de sus integrantes, han escrito obras para el conjunto, lo cual le ha permitido establecer un repertorio poco común. Ello, sumado a la solidez musical de sus integrantes, que les permite abordar autores tan complejos como Stravinsky, lo ha llevado a triunfar en los más importantes festivales de jazz y de música fusión y, por supuesto, a los escenarios de mayor renombre. Valga mencionar, entre esos trabajos, la Suite Latinoamericana del luxemburgués Daniel Capelletti, inspirada en las sonoridades de este continente. Una entusiasta de Soledad es la insigne pianista clásica Martha Argerich quien, al escuchar al grupo, le propuso una gira conjunta de conciertos y lo invitó al festival que lleva su nombre en Taipei.

Sellos discográficos como Virgin y Harmonia Mundi incluyen en sus catálogos las grabaciones de Soledad, que, además, ha recibido premios significativos otorgados por la crítica y el reconocimiento de publicaciones tan prestigiosas en los ámbitos de la música académica como Le Monde de la musique. La buena noticia es que, gracias a la Cooperación Internacional, Soledad se presentará por fin en Colombia y por primera vez con un nuevo integrante en el campo de la percusión. En octubre realizará varios conciertos, a beneficio de proyectos musicales regionales, en Medellín, Cartagena, Cali, y en Bogotá los días 13 y 14. Estas dos últimas funciones se llevarán a cabo con el fin de recaudar fondos para la tercera fase de la remodelación del Teatro Colón y por ello tendrán lugar en el propio coliseo, para que los asistentes, además de disfrutar en vivo a acaso el mejor grupo del mundo en su género, aprecien los avances en la restauración de una sala que es insignia de la ciudad y decana de una vida cultural.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Fernando Toledo

La finura de lo onírico

La decepción

Dos obras maestras

Y se nos vino encima...

Dos culturas opuestas