Por: Cartas de los lectores

Solicitud de aclaración

En la edición online del día domingo 16 de septiembre del presente año, en el artículo “Siniestros en la Cámara”, se hace la siguiente afirmación:

“Este escalafón cambia a la hora de buscar a quienes han hecho los daños más costosos a los vehículos de la Corporación. Lo encabeza el representante Roosvelt Rodríguez Rengifo, quien reportó en junio de 2010 el robo del carro de placa DCF 042, valorado en $115 millones”.

 

Tengo documentos que prueban que yo fui víctima, el día 10 de junio de 2010, del robo de la camioneta reseñada en el artículo, por parte de tres personas que utilizaron armas de fuego para intimidarme. Ese delito fue denunciado y se hizo el reclamo a la aseguradora por parte de la dirección administrativa de la Cámara. Aquella pagó finalmente el valor del vehículo hurtado.

Así las cosas, no entiendo el fundamento de la afirmación, máxime habiendo sido yo víctima de un hurto en el que se puso en riesgo mi vida.

No le ocasioné ningún tipo de daño al vehículo y la Cámara de Representantes recuperó el valor de éste ante el seguro. ¿A qué tipo de daño se refieren en el artículo? Entiendo que las aseguradoras cobran una prima para cubrir ese tipo de riesgos, siendo este su negocio, y algunas de ellas se reaseguran con compañías internacionales del ramo para minimizar sus riesgos. Siendo así, es bastante forzada la relación (que es más una acusación en mi contra) que se establece entre el hurto del vehículo y el daño al mismo o al patrimonio de la Cámara de Representantes.

Por lo anterior, les solicito respetuosamente aclarar esta afirmación que no tiene ningún fundamento en los hechos narrados.

Roosvelt Rodríguez Rengifo.Representante a la Cámara.

Sobre una columna

En una nota publicada el pasado miércoles 9 de septiembre, su columnista Andrés Hoyos, suelta al azar una perla que dice: “Las políticas de aniquilación que el Estado de Israel ejerce por razones político-religiosas”. Para información de su desinformado columnista, en Israel existe plena libertad de expresión y de culto. Hay una decena de diputados al parlamento israelí que son árabes de fe, islamistas o cristianos.

Existen partidos de derecha, de izquierda, inclusive el partido comunista es legal, y las elecciones son libres.

Entonces, columnista Hoyos, ¿dónde está la aniquilación que usted se ha inventado?

Para ser columnista de tan prestigioso diario como El Espectador no se debe inventar lo que no existe. Además, debe ser más responsable sobre lo que escribe, es decir, saber un poco más o ilustrarse sobre el tema de marras.

Salomón Lewinsky. Bogotá.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores