Iván Duque: así fue su histórico triunfo en las elecciones presidenciales

hace 20 mins
Por: Hernán Peláez Restrepo

Sólo la gallina

"De grano en grano llena la gallina el buche". Esa expresión finquera se aplica ahí no más. En el fútbol el empate, un punto, poco ayuda cuando hay intenciones de clasificar para unas finales. Por eso aquella definición de antaño, "valioso empate", es inválida hoy en día.

Quizás se pueda hablar de meritorio empate, cuando un equipo, por ejemplo, está perdiendo tres a cero y logra al final igualar. Eso es meritorio, pero continúa perdiendo dos puntos. Desde que se inventaron los tres puntos por victoria, se suponía que los equipos iban a intentar ganar.

Lo anterior es para significar que equipos como Millonarios en este momento, con apenas ocho puntos, están muy lejos de conseguir entrada a las finales. Por supuesto, faltan partidos. El problema, sin embargo, después de caer ante el Real Cartagena, es mayor.

Nuestro gurú del fútbol, el médico Ochoa Uribe, siempre reclamó para sus equipos contar con un buen arquero y una segura línea defensiva. Millos cuenta con Nelson Ramos, buen portero, y una línea defensiva desordenada, frágil e insegura.

Los cartageneros les marcaron goles en juego aéreo (de Mendoza), ingresando por los costados (de Mosquera) y tomando siempre descompuesta la línea de zagueros. Y eso que el juez Roldán ignoró una pena máxima de franco contra Nájera.

El mejor jugador del momento azul es Édison Toloza, porque hace los goles, se desmarca, busca espacios, corretea. Pero Millos, con dos buenos organizadores como Candelo y Vásquez, no logró ser equilibrado y contundente.

Páez, en alguna charla, habló del proceso de construcción en que iba el equipo. Haciendo una analogía con los arquitectos en Bogotá, se demoran, no entregan a tiempo las obras, siempre falla el de la carpintería y venden en proyecto. Vendieron la ilusión de armar un equipo competitivo y hasta ahora no se ve, y menos si se revisa la tabla de posiciones.

Si Millos quiere ingresar a los ocho finalistas no puede proceder como la gallina. De empate en empate se queda. Es necesario salir a ganar, no alargar tanto el equipo, como les pasó en el Jaime Morón con el segundo y tercer gol recibidos. Tan sólo con Toloza no se alcanza el objetivo...

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

Dependientes

Fe y más fe

Cómo cuesta

Da gusto

Confirmar