Por: Hernán Peláez Restrepo

Sospecha

Tengo la pequeña impresión de que Fernando El Pecoso Castro se marchará de Santa Fe, porque los resultados muy malos le quitan respaldo, así los directivos cardenales emitan otro mensaje bien diferente.

Pero se va, porque él mismo conoce cuando un grupo de jugadores decide de boca para afuera respaldarlo y en la cancha hace todo lo contrario. Además, siempre resulta más fácil en un equipo prescindir de una persona que sacar a tres jugadores que trajeron los rojos de Bogotá.  Es más fácil y más barato.

Alguna vez dijo el técnico César Luis Menotti sobre este tipo de situaciones que las vivió en equipos y en selecciones nacionales, así resultara campeón mundial con Argentina en 1978: “La llegada o salida de un entrenador siempre se relaciona más con lo extrafutbolístico y los dirigentes tienen en cuenta esto. Si tiene o no buena prensa, si es simpático para la gente, si puede o no crear conflictos, si se mantiene fastidiado o si es obediente. Claro, cuando se va es por alguna de esas cosas a nivel de clubes y de selecciones. A mí me paso”, aseguró.

Traída a colación esta reflexión, es claro que existen suficientes causales para que el entrenador manizaleño se aleje de Independiente Santa Fe. Sin embargo, quiero anotar a su favor la admiración por su franqueza, su temperamento, su espíritu para ganar, así no lo logre, y ante todo, por ser enemigo de congraciarse con los jugadores, ocultando la falta de entereza, actitud y entrega. No es de los que cobra y conserva los puestos, adoptando posturas falsas y débiles. Por eso tengo la sospecha de que se marchará del equipo bogotano.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

Por Quintero

Copa Conquistadores

Tragicomedia y finales

Avanzó Tolima

Eliminados