Por: Catalina Uribe

Superemos que Duque es Uribe

Llevamos años hablando sobre los títeres de Uribe. Primero fue la famosa lista al Senado, encabezada por el expresidente, en la cual fueron elegidas varias figuras hasta ese entonces desconocidas. Vimos después cómo varios de estos senadores repetían, y aún repiten, cómo si estuvieran en la escuelita de doña Rita, todo lo que dice su maestro. Seguimos con la pasada campaña presidencial cuando las encuestas acertadamente previeron como ganador “al que diga Uribe”. Y hoy en día tenemos un presidente electo, que fue el que dijo Uribe, cuya corta hoja de vida tiene como gran logro ganarse la confianza de quien lo puso en el poder.

Puede haber momentos cómicos dignos de caricatura, como cuando Uribe trinó que su pupilo ya hacía las cosas “solito”, o cuando Duque le mandó saludos de su padre político al rey de España. Pero que nuestro futuro presidente sea un político inexperto elegido para seguir el legado de Álvaro Uribe es algo que tenemos que empezar a aceptar y superar. Ese es su fuerte, para eso fue elegido, y eso es lo que esperan de él sus votantes.

Gobernar en cuerpo ajeno no es algo nuevo. El caso más famoso y descarado ocurrió en Rusia cuando Putin, al no poder acceder a un tercer periodo como presidente, puso en su lugar a Medvedev. Esta unión dio origen al concepto tandemocracia. “Tande” alude a la palabra tándem, que se refiere a cualquier conjunto de máquinas, animales o personas alienadas una detrás de otra y mirando hacia el mismo lado; aunque siempre hay quien lleva las riendas.

Uribe es un monstruo político que volvió a la Presidencia. Su poder es tan aterrador como asombroso. En el fondo sabemos que Uribe, incluso solo unas semanas antes de las elecciones, hubiera tenido todo el chance de poner a quien quisiera. Lo que sea que haga Duque tiene la supervisión y aval de su jefe. Durante un tiempo, por cansancio y saturación, y quizá también por estrategia, lo volvimos “el innombrable”. Ya es hora de volver a pensar, criticar y leer a Uribe como lo que es: el Putin colombiano.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Catalina Uribe

Educación pública: de derecha y de izquierda

Educar a la policía

Tratar bien a los amigos y mal a los enemigos

Hablándole al aire

Las tierras por encima de la información