Tango para dos

Noticias destacadas de Opinión

Inmediatamente después de que una alta funcionaria del Gobierno de Duque fuera pillada recibiendo órdenes del eternísimo “presidente” Uribe —en términos tan rendidos y obsequiosos que la conversación resulta humillante tanto para ella como para el propio Duque—, algunos de sus alfiles corrieron a ofrecer explicaciones para cubrirle las espaldas. Me llamó particularmente la de María del Rosario Guerra: esto demuestra, dijo, que este Gobierno es amigo, y que escucha a todo el mundo.

Decía esto sin reírse, una proeza no menor. Quiero sugerirles por lo tanto a los líderes campesinos —incluidos los de la minga— que llamen y escriban a la directora para contarle en detalle sus demandas y sus cuitas, y de paso para darle un par de instrucciones. Podrían aprovechar entonces que al fin tenemos un Gobierno amigo. Si guardaran el registro de sus llamadas o de sus mensajes entonces podríamos contabilizar la tasa de éxitos de sus esfuerzos y, por lo tanto, la de cordialidad de este Gobierno amigo. ¿No les parece que vale la pena usar la oportunidad?

 

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.