Por: Columnista invitado

Teófilo, la clave del ataque de Colombia

Esta selección de Colombia está muy bien armada del medio hacia arriba, así le falte la pieza de Falcao García.

Es indudable que la presencia de El Tigre pesa y ayuda a que goleadores como Teófilo Gutiérrez marquen siete goles, como pasó en la eliminatoria, pues el simple hecho de la distracción de la estrella le representa a Teo una gran cantidad de oportunidades, ya que arrastra marcas y distrae, y Gutiérrez, un jugador técnico por excelencia, no perdona cuando le dan ese espacio.

Así lo vimos en el River Plate campeón del primer semestre en Argentina: Teo con Cavenaghi se vio mucho mejor que cuando le encargaron el trabajo solo. El barranquillero comenzó a definir partidos cuando los movimientos de arriba sumaban a otro jugador. Por eso es bien importante saber cómo lo va a complementar Pékerman en este Mundial, si es Jackson-Teo o Bacca-Teo.

Con Martínez tendrá un hombre de área metido entre los defensas centrales, potente, fuerte por arriba, pero que sabe bajar a jugar de pívot, con lo que Teo podría jugar por fuera, llegar y tener con quién asociarse.

Con su compadre del Júnior es distinto, porque el ahora goleador del Sevilla no siente el meterse entre los zagueros centrales. Carlos Bacca es un hombre al que le gusta arrancar de atrás y eso vimos con Rakitic en el campeón de Europa League, entonces con él como compañero de ataque la historia es distinta para Gutiérrez.

¿Qué le conviene más a Teo? Un hombre como Falcao, y el más parecido es Jackson Martínez. De lo contrario, él tendría que ser el 9 que aguante a los zagueros centrales y eso sería una limitante pensando en el Teófilo goleador, porque estamos hablando de un hombre que marcó siete goles en la eliminatoria sin cobrar un penalti, lo que lo hace el goleador de la selección de Colombia con pelota en movimiento, pues Falcao García, quien convirtió 10 para llevarnos al Mundial, hizo cuatro de ellos por la vía del castigo en el área.

Los complementos son fundamentales y si no tiene uno, Teo va a sufrir para llegar al gol. Recordemos qué pasa cuando se deja a Gutiérrez solo arriba, algo que ya vimos en el último ensayo: se pierde. Él necesita a alguien para un último pase, un jugador para compartir el área y, si hacemos memoria, no se trata sólo de Teófilo, a Colombia le fue muy mal cuando jugó con un solo punta, como pasó en Venezuela. Este equipo no está diseñado para jugar con un solo hombre en ataque.

 

 

 

Javier Hernández Bonett

Buscar columnista