Por: Felipe Zuleta Lleras

Todos contra Néstor Humberto Martínez

No hay persona con la que uno hable que no esté absolutamente mamada con la peleadera, la intolerancia, la gritadera, los odios y los insultos entre nuestra mal llamada clase dirigente. Es decir, los políticos que nos han gobernado por décadas y que tanto daño le han hecho al país.

Esta semana en el centro del huracán estuvo el fiscal Néstor Humberto Martínez, quien asistió al Congreso para exponer sus acertadas críticas a la legislación de la JEP y acabó insultado por la senadora Claudia López, quien le dijo, palabras más palabras menos, que era mentiroso y corrupto.

Está bien que en democracia se den debates, pero eso no debería hacerse insultando como ocurrió el miércoles.

Es absolutamente claro que la senadora está en campaña presidencial y quiere demostrar que su contrincante Germán Vargas es corrupto y todo Cambio Radical también. Vayamos así midiendo el tono de lo que se nos viene para las elecciones del próximo año.

Es claro que el fiscal debe investigar a todos los corruptos vengan de donde vengan sin importar a qué partido pertenecen. Y eso es lo que está haciendo con valentía y coraje.

Pero claro, como ya ha pasado antes, lo que estamos viendo es que se está pretendiendo hacer creer que la justicia se politizó. Y esto ha ocurrido en el pasado, cuando la Fiscalía ha tomado decisiones que afectan a los candidatos. Eso ocurrió hace cuatro años con el hácker, hoy condenado, y por ejemplo cuando Viviane Morales o Alfonso Gómez tomaban decisiones en contra de políticos corruptos. (Recuerden ustedes, por ejemplo, la influencia que para la elección de Pastrana tuvo el proceso 8.000).

Grave sería que a todos les gustara lo que está haciendo el fiscal general, pues eso sí sería altamente sospechoso.

Debe estar tranquilo el doctor Martínez, pues si todos lo critican, calumnian y acusan de toda clase de monstruosidades es porque está haciendo las cosas bien. Por supuesto que sus detractores de oficio —desde hace años— pretenden ahora debilitarlo con sus falacias y acusaciones.

No soy amigo personal del fiscal general, lo he visto un par de veces en mi vida en asuntos profesionales, pero por lo que percibo, entre más lo ataquen más se envalentonará. Se equivocan quienes pretenden hacer campaña sobre los hombros del fiscal, entre otras cosas porque más que hacerle daño a él, se lo están haciendo a las instituciones.

Conveniente sería que los políticos dejen de “aprestigiarse” hablando en contra del fiscal, pues esa no es la manera de llegar a la Presidencia. La senadora López, a quien respeto y admiro, va a tener que tranquilizarse pues su actitud descontrolada reiterativa podría hacerle más daño que bien.

Y al fiscal Martínez hay que apoyarlo pues está luchando en contra de los corruptos, entre quienes se que incluyen magistrados, congresistas, gobernadores, empresarios, etcétera.

Siga así para adelante señor fiscal, que entre más mal hablen de usted los políticos más lo admiraremos los ciudadanos.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras

La educación como prioridad nacional

Carlos Mattos y sus andanzas

No se meta con la loca

Estudien, vagos

La legalización de la marihuana