Por: Tola y Maruja

Tola y Maruja

—Oites Tola, me contaron un chiste de humor negro…

—¡Chito Maruja!, no digás humor “negro”… Ya toca decir humor afrodescendiente… ¿No vites que el Congreso penalizó con 3 años de cárcel al que discrimine a otro por raza, seso, religión, ideología…?

—¿O sea que ya Perucho no me puede decir “negrita” sino afrodescendientica?

~~~

—Desengüesate pues del chiste, querida.

—Quizque Santofimio está acusao por un malentendido: que Popeye oyó mal o por lo menos no oyó completo el diálogo en que Santo le recomendó a Pablo matar a Galán.

—A ver, soltá el chascarrillo.

~~~

—Resulta y sucede que un diciembre estaban Pablo y Santo en la hacienda Nápoles planeando la cena de nochebuena, y Pablo quería sancocho de avestruz y Santo quería pavo relleno. Entonces ahí vino la frase que oyó Popeye: Mátalo, Pablo… mata ese pisco.

—Ah claro, Popeye entendió que “pisco” se refería a Galán, que era bogotano.

~~~

—Pobre Santofimio, ahora la única esperanza que le queda es que sufra del corazón y le den la casa por cárcel, como al Cebollero.

—Verdá Maruja, ¿cuál fue la disculpa del juez que mandó al Cebollero pa la casa?

—A según el juez, cada que el Cebollero se le arrimaba lo ponía a llorar… Y que lo mandó pa la casa porque a una persona que sufre del corazón no se le puede llevar la contraria.

~~~

—Las que están sufriendo del corazón son las mamáes de los teatreros bogotanos, amenazados por las Águilas Negras.

—El colmo, bien difícil que es ser teatrero, que de por sí viven amenazados por la pobreza.

—Ahora entiende uno por qué el símbolo del teatro son dos mascaritas, una alegre y la otra triste: la alegre es la cara del teatrero, y la triste es la cara de la mamá del teatrero… De ver que su muchacho se metió a eso.

~~~

—Yo no sé Tola qué vamos a hacer con nuestra juventú, todos desilusionados con un futuro tan ne... Tan afrodescendiente.

—Por ahora les van a dar caramelo con el voto a los 16 años… ¿Qué opinás pues de meter en la política a los cagones?

—Es una soberana pendejada… Y más ahora que se supo que en el Atlántico están comprando votos con maracachafa.

—No charlés, ¿están repartiendo “la mona” a cambio de votos? ¿Y quién les garantiza que pal día de las elecciones los votantes haigan aterrizao?

~~~

—Ay Maruja, me da pensión el futuro de los muchachos colombianos… Cuentan que la guerrilla está encarnizada reclutando mocosos quizque pa remplazar a sus viejos chusmeros, que no saben leer ni escribir.

—O sea que nos queda el consuelo que de ahora en adelante el boleteo vendrá con buena ortografía.

~~~

—En todo caso el presidente Santos ya dio ejemplo de sacar a los menores del conflicto y por eso le pidió la renuncia a Riverita.

—Dicen que la salida de Rodrigo fue una verdadera sorpresa porque nadie sabía que estaba de ministro.

~~~

—Y también hay que sacar a los menores de la hinosis… ¿Supites Maruja del mago que capturaron en Mocoa porque hinotizó a 75 niños?

—Uy Tola, no fregués ¿y entonces qué le espera a Uribe, que nos hinotizó a millones?

~~~

—Ve Maruja, cambiando de tema ¿cómo te parece pues la alhajita de Gadafi que tenía en su palacio una mesa de oro?

—Eh, qué pereza uno con una mesa de oro en la casa y pendiente de que la empleada no le moche un pedacito a la pata y la deje coja… Y esa mesa pa abajo y pa abajo… Y la empleada estrene y estrene.

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tola y Maruja