Por: Tola y Maruja

Tola y Maruja

— Oites Tola, ¿por qué renunció Dionisio a la candidatura pa la alcaldía de Bogotá?

— Le pasó lo mismo que al senador Corzo: se le acabó la gasolina…

— Él se queja de que lo dejaron íngrimo… Figurate que iba de noche a reuniones políticas en San Vitorino y a la salida ni siquiera lo acompañaban a coger tasi.

~~~

— Pero Maruja bendita, ¿qué vamos a hacer con nuestro glorioso Partido Conservador que no tiene líderes?

— Muy cierto… Ya no hay los caudillos de antes: un Lauriano, un Mariano, un Beliriano…

— ¿Beliriano? ¿Quién fue ese?

— Belisario… Era pa que me rimara con “ano”. Un Alzate, un Valencia…

— ¿Valencia solo o Valencia Cossio?

~~~

— Pobres nosotros los goditos, qué esperanzas de un partido que su prohombre es Pastrana, que ni siquiera ha servido pa expresidente.

— Pero Tola, ¿cuál es la inquina tuya con Andrés? ¿Por qué no le reconocés que por lo menos fue el que desacreditó a Tirofijo?

— Bueno, está bien: es un gran desacreditador... el mejor.

~~~

— Tenés razón querida, yo también estoy muy preocupada porque el Partido Conservador va que se las boga a la estinción en Bogotá… Qué pesar, sabiendo que los conservadores hemos hecho tanto por la capital.

— ¿Tanto? ¿Como qué?

— Pues Tola, qué te dijera… Me cogés cortica… Dame tiempo yo busco en Gúgol.

~~~

— No carajiemos, Maruja: los conservadores necesitamos encontrar un líder… No sé, dispertar a Holguín Sarni o sacar alguno de la cárcel… Un Güilliam Vinasco que nos haga brincar con sus alaridos de narrador deportivo.

— ¿Y por qué no una ideóloga como Liliana Rendón, que le diga al Bolillo que nos cimbronee a ver si salimos de esta modorra?

~~~

— Un Corzo que nos empuje, como empuja su camioneta oficial varada por falta de combustible… Un Ernesto Yamhure, que se quite las calzonarias y nos dé fuetazos pa que nos movamos… Un José Darío Salazar, que nos asuste con su lunar y nos saque del marasmo.

— ¿Marasmo? Cuidaito con las calzas… ¿Qué quiere decir eso?

— No sé, pero suena a palabra conservadora… Un Juan Gabriel Uribe, que nos pegue con su periódico doblado y nos grite: ¡Upa pues miones, a gobernar!

~~~

— Ve Tola, ¿y por qué no un Uribe, que salga del clóser ideológico y reconozca a los cuatro vientos que es de los nuestros, godo azul de metileno?

— A propósito de Uribe, ¿verdá que se reunió con Ruper Murdoch, el ricachón dueño del periódico sensacionalista británico acusado de chuzadas telefónicas?

— No fregués, ¿y de qué hablarían? Ah, bueno haberles chuzado esa conversación.

~~~

— Ole Maruja, ¿cómo le está yendo a Uribe cargándole el bafle a Peñalosa?

— Alvaricoque anda muy contento… Pero quizque por la noche llega a la casa rendido del cuello, de hablar con Peñalosa.

— En fin, volviendo a Dionisio, es una lástima que se haiga mamao de la campaña: cuentan que se estaba gestando una alianza Dionisio-Jaime Castro-Margen de error…

~~~

— Ve Tola, cambiando de tema, ¿cómo siguen las relaciones de Santos y Argelino, después del regaño que se chupó el vice?

— Pues parece que bien, porque a los dos se les ve muy tranquilos… Claro que “La oposición va por dentro”.

— ¿Y es cierto vos que el expresidente de SalúCop andaba en un carrazo de 500 millones?

— Figurate, qué tan descarao… Gastándose la platica del cetaminofén.

— Ole Maruja, ¿vites que Colombia es uno de los países con más mala reputación en el mundo?

— Y lo pior es que la única manera de borrar esa fama es cambiarle de nombre.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tola y Maruja

Tola y Maruja acompañaron a Duque a Palacio