Por: Tola y Maruja
No nos consta

Tola y Maruja averiguan cómo le fue al presidente con los indígenas de la minga

Hoy le hicimos al presidente Duque un desayuno de Semana Santa: sardina humada con incienso, cordero de Dios con aleluyas de maná, pan ácimo y vino convertido.

Mientras yo alistaba las viandas, Tola le ponía el estrén a Ivancito pa que fuera bien pinchao a tocar la matraca en la procesión de ramos, que hacemos dentro de Palacio por medidas de seguridá.

Ole mijo –le dijo Tola a Ivancho–, cuente pues cómo le fue con los indios de la minga. Indios no, Tola, se dice indígenas –dije yo–... indios suena muy palomavalenciano.

Queliace, me suena más bonito indio que indígena –alegó Tola–. Me gusta deciles como los bautizó Colón: indios, quizque porque vio una india haga de cuenta Indira Gandhi.

Ay, tías –dijo Iván mientras atacaba las presas del cordero–, qué indios tan sismáticos... vieran la embejucada del líder cuando le pregunté por su abuelo Elkin.

¿Cuál Elkin? –pregunté. Pues Elkin Tin Lame...

Pero qué te pidieron los indios, Iván –dijo Tola. Yo les tranqué de una, tía: les dije que ellos tienen más tierra que mi apá Uribe, que dejen de ser angurrientos... Y el nieto de don Elkin me dijo: le cambiamos toda nuestra tierra por El Ubérrimo.

Upa, resultó avispao el berriondo indio... ¿Y qué más pidió, ah? ¿Un susidio de los que daba Uribito? Eso le dije yo, tía: a ustedes los indios los mata es la molicie indígena. ¿Será malicia, Iván? No tía, molicie...

Oites Ivancho –le dijo Tola–, ¿y en qué paró lo del atentao que te iban hacer en la minga? ¿Es cierto que agarraron un ilfiltrao con un arsenal de flechas y cerbatanas de uso privativo de la guardia indígena?

Tías, a mí no me dio miedo porque yo llevaba puesto el chaleco antiflechas, me daba susto era que alguno de sus chamanes me hiciera mal de ojo o que alguna india me enyerbara.

Ole Iván, cambiando de tema, figurate que Claudia López nos contrató pa una asesoría de cómo responder las preguntas caciosas de los periodistas que le manda la Gurisati.

Mirá este disimulacro a ver cómo te parece: yo hago de entrevistadora y Tola contesta como si fuera Claudia... Candidata, ¿Maduro o Guaidó? Guaidó más maduro.

¿Petro o Fajardo? Fajardo con la labia de Petro. ¿Pan o arepa? Pan con queso, arepa con quesito. ¿Falda o pantalón? Pantalón bien amarrao. ¿Trump o Putin? ... Siguiente pregunta.

Candidata, ¿qué opina del trino de Uribe sobre las masacres? Aunque no comulgo con el dotor Uribe, pienso que lo malinterpretaron: él no dijo quiero masacres sino quiero más acres.

Candidata, Peñalosa tiene la popularidá más bajita en la historia de la Alcaldía de Bogotá, ¿qué le aconsejaría? Que llame al Guinness Record.

Candidata, ¿es cierto que a sumercé le gustan las mujeres? ¿A quién no, bizcocho? Y paremos ya, que esta entrevista está más larga que una minga...

Ñapa: Se están demorando los estudiantes pa sacar la tesis “Papel de la silla Rimax vacía en la historia de Colombia”.

Ñapita: Todos los colombianos tenemos derecho a tener una casa, así sea por cárcel.

Grafitis: –Doctor Mockus, ¿qué hará para recuperar su curul?

–Apelar.

–¿Interpondrá un recurso?

–No, a pelar la nalga.

Payola: Sigue hasta el 21 de abril en el teatro Vive Ástor Plaza el festival Hay Humor.

850303

2019-04-14T00:00:45-05:00

column

2019-04-14T00:15:02-05:00

[email protected]

none

Tola y Maruja averiguan cómo le fue al presidente con los indígenas de la minga

81

3635

3716

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tola y Maruja