Por: Tola y Maruja

Tola y Maruja

—Oites Tola, ¿por qué me llamates con tanto misterio y no quisites soltar nada por teléfono?

—¡Chito!, es un secreto: nos vamos a surtir de papel higiénico pa que nos coja provisionadas el berriondo castro-chavismo.

—Claro, pa pertrecharnos de hartos rollos y cuando llegue el comunismo ateo podamos revender bien caro.

—¡Chito!, que nos oyen los hijos de Uribe y se nos adelantan.


—Ve Tola, ¿el tal castro-chavismo sí es tan malo como lo pintan?
—Tiene cosas buenas: como hay un mero canal de televisión y un solo periódico, y los dos inmamables, entonces la gente lee literatura y conversa y mira la luna.

—Pero cuentan que se aguanta hambre: quizque muchos cubanos creen que Baby beef es una canción de cuna.


—Ole Maruja, no te había contao que nos llamó Uribe a proponernos ser asesoras espirituales de la campaña revocatoria de Santos.

—No charlés, ¿Álvaro ya empezó otra vez con la osesión de sacar a Juanma de la Casa de Nari? Qué berriondo tan ideático.

—Puu...Y te garantizo que Alvaricoque no tendrá vida hasta ver con sus propios ojos el trasteo de Santos saliendo de Palacio.


—Ese es el problema con los jubilaos: que se rebuscan en qué entretenerse. Y Lina le acolita con tal que la deje sola con sus matas.

—Allá él y su capricho... Con tal que nos pague bien la recogida de firmas. Arrecordate Tola cuando el referendo pa su segunda reeleción, que ganábamos por punta y punta: por firmas, y por sapiar a los que no firmaban.


—Bueno, ya dejemos tranquilo a Uribe, que no se sabe quién es más porfiao: él o nosotras hablando de él.

—Tenés razón: lo que Álvaro necesita pa su bien y pa tranquilidá del país es que no le demos importancia.


—Más bien hablemos de por qué perdió Zurriaga...Me parece que lo perjudicó demasiao haberle pedido consejo a Pastrana. ¿Cierto Maruja que hay que estar muy desahusiao pa recurrir a semejante lumbrera?


—Dicen los que saben, que Zurriaga perdió porque todo el mundo creía que era un títere de Uribe y Uribe nunca le dio permiso de desmentir.


—Pero lo que más perjudicó a Oscariván fue el comercial de “La loca de las naranjas”, porque gracias a esa propaganda apareció la tía de la loca, doña Mechas, que bautizó a Zuluaga “zurriaga”, que es un látigo pa arriar bestias.

—A Oscariván lo fregó decir que si ganaba le daba la cara al país...y eso asustó a la gente.

—En todo caso los uribistas tenemos que estar felices porque perdió Zurriaga: a según su discurso tras la derrota, su gobierno iba a ser conciliador, pacifista, respetuoso...Muy alejao de Uribe.


—¡Tola!, volvimos a hablar de Uribe, qué pereza, cambiemos de tema...¿Qué le tenés de almuerzo a tu marido Ananías de Día del padre?

—Él hace rato está antojao de carne pulpa...Entonces compré media libra y pa hacerla rendir la partí en tajadas delgaditicas y le voy a decir que es “carpacho”, pa que suene gurmé.


—Yo a Perucho también le tengo una receta caché: voy a picar el revuelto que sobró del sancocho de ayer y lo revuelvo con unos frisoles que tengo de antier y un pegao de mondongo que quedó del otro domingo, y le digo que es “comida fusión”...


—¿Y tus hijos qué le regalaron al taita?

—A unos zapatos viejos de material le cortaron la parte de atrás y se los dejaron de arrastraderas...Quedó estrenando. ¿Y los tuyos que le dieron al gecho?


—Le consiguieron una foto, un selfis con Zurriaga.

* Últimos días de la exposición de caricaturas del gran Antonio Caballero...Casa de Tola y Maruja, Tel: 4839804.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tola y Maruja

Carta al presidente Santos