Por: Tola y Maruja
Contestan

Tola y Maruja, invitadas a un ayuno con Viviane

Maternales catanas,

Soy una hija preocupada porque no tengo con qué darle hoy regalo a mi madre. Me provoca decirle que no le voy a dar nada material, que le quiero regalar tiempo: estar más con ella, conversarle, obsequiarla con cariños tipo limarle los callos, teñirla, retocarle las cejas... ¿Ustedes qué opinan? Sé que las mamás son muy interesadas y que puede malinterpretarlo como tacañería.

Atentamente,

Hija sin cinco

 

Querida líchiga,

Por su letra vemos que también está pobre de espíritu. Como sumercé, hoy muchos hijos salen con el cuentecito de los “detalles” pa envolatanos la olla arrocera y el almuercito en Cres an Guafles.

Y si no vea el caso de las suscritas, que los hijos nos salieron con que nos iban a adelantar el regalo de madres y nos invitaron a un ayuno con la dotora Vivian Morales.

Claro, nosotras sabemos qué es un ayuno, pero pensamos que tratándose de una señora en campaña política, como la senadora Morales, mínimo nos daría tamal.

Llegamos al ayuno y nos atendió Lucio, el marido de ella, que nos pidió el paz y salvo de los diezmos, requisito pa dentrar a la aguantada de hambre. Y como no teníamos el bendito recibo, el mismo Lucio nos vendió uno pirata.

Adentro nos topamos con el dotor Horacio Serpa, que nos llamó aparte y nos dijo muy angustiao: Tías, necesito que me ayuden...Cómo les parece que el Partido Liberal me comisionó pa que le confiese a Vivian que es adotada.

¿Adotada? preguntamos en coro Tola y yo. Sí, dijo Serpa, su padre biológico es el Partido Conservador, pero la abandonó porque la niña tenía un defeto físico.

¿En serio? Vea, muy querido el Partido Liberal adotar una muchachita como Vivian, con malformaciones ideológicas y de padre con un pasao tan azaroso, dijo Tola conmovida.

Entonces buscamos a Vivian pa decile la verdá y nos encerramos las tres en una pieza, pero ella insistía en que también estuviera “Bandi”, como le dice cariñosamente a su tinieblo.

Yo no dejé que Tola, tan metepatas, le diera la noticia de sopetón, y me encargué del asunto. Oites Vivian, le dije cogiéndole las manos, ¿vos no has notao ole que tu “supuesto” papá es de color rojo y que vos sos azul de Metileno?

Sí tías, yo sí he visto que soy muy distinta a mi Partido, pero es que la genética es tan dinámica, contestó Vivian. Entonces Tola, doña Imprudencia, metió la cucharada: Vivian Aleyda, vos sos recogida...

¿Recogida? preguntó Vivian. Adotada, aclaré yo, el Partido Liberal no es tu verdadero papá: vos sos hija legítima de Miguel y Mariano, los fundadores del Conservatismo.

La primicia de ser hija de una pareja de machos hizo palidecer a Vivian y la dejó sin pronuncia. En la habitación se formó un silencio el berriondo, mientras Tola y yo la mirábamos con pesar. A Vivian le chillaron las tripas por el ayuno y se emperró a llorar.

No le parés bolas a eso, Vivian... Tu taita liberal te ha criao con amor, como si fueras su sangre... Y siendo soltero te ha inculcao valores familiares y de respeto por las minorías... No te dejés achantar, bobita, y caminá te invitamos a desayunar bien trancao.

Tus tías que te quieren,

Tola y Maruja

 

Posdata: les recordamos a nuestros hijos que hoy Día de madres vengan después de las cuatro, ya almorzaos y sin los nietos.

Payola: sigue la divertida temporada de Pura Paja, la historia del vicio solitario, para reír en pareja, con el pajólogo Onán Darío Pagini. El Teatrico, Medellín. 4118878.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tola y Maruja

Carta al presidente Santos