Por: Tola y Maruja
No nos consta

Tola y Maruja persuaden a posibles líderes sociales

Achacosas ancianas,

Soy madre de un escolar y la maestra le preguntó qué quería ser cuando grande, y mientras los otros niños contestaron que contratistas, fiscales anticorrupción o polémicos empresarios, el mío dijo que quiere ser ¡defensor de los derechos humanos! ¿Qué hago? La sicóloga del colegio me recomendó que lo lleve a terapia. ¿Ustedes qué me aconsejan, tías?

Atentamente,

Madre cabezona de pensar

 

Querida paniquiada,

Por su letra vemos que le dio tembleque. No nos cuenta sumercé los síntomas del carajito: ¿defiende a sus compañeritos de los tatabrones matones? ¿Protesta por las injusticias? ¿Es solidario con los débiles?

Si sus respuestas son afirmativas, téngase fino, mi querida, porque ese petacón le salió defensor de los derechos humanos y nada raro que le resulte metido en una Organización No Grata, ONG.

Lo primero que hay que decile a ese cagón es que de regalao no gana nada, que coma callao, que “pollo peletas donde no te llamen no te metas”, que gaste su carisma de líder en cosas seguras, como por ejemplo armar el pesebre.

Si no hace caso, póngalo a ver el noticiero del mediodía en la parte de “casos aislaos”. O cuéntele la historia del médico y humanista Hétor Abá Gómez, que chupó por buenagente.

Dígale que no dentre a coletivos defensores de los derechos humanos, que se pasa mucho mejor en los Boy Escáus. Y que no se ponga a reclamar por los demás, que le van a decir: Vea pues este metido... sufre más el velón que el dueño de la olla.

Póngale de ejemplo a muchachos que han encausao su energía juvenil en cosas más produtivas que pedir justicia: yotuberes de tatuajes, diseñadores de memes, compositores de reguetón...

Hágale ver que defender los derechos humanos no es negocio, que si quiere progresar tiene que metese a la pomada, a grupos como “Juventudes Ordoñistas” o “Minorías con Vivian” o “Impolutos con Uribe”.

Muéstrele que si se pone a defender derechos, y logra sobrevivir, en el día de mañana no va poder ser magistrao de ninguna JEP ni podrá pertenecer a comisiones de la verdá.

Y si el caguetas insiste en ser defensor de derechos humanos, pregúntele que si le parece mucha gracia hacela sufrir a usté y a la familia, que coja oficio, que no busque lo que no se le perdió, que vea como le va de bien a los hijos de Rodrigo Lara y Luis Carlos Galán.

Pero si el berriondito se rancha en ser líder comunitario, cuéntele que en los últimos 14 meses han matao en Colombia 156 líderes sociales y defensores de derechos humanos, y parte sin novedá. Y si es tan cabeciduro que todavía quiere ser, enciérrelo en el solar hasta que recapacite.

En fin, querida corresponsala, si su hijo jura taco que quiere luchar por los demás, déjelo, encomiéndeselo a las ánimas, pídale a mi Dios que lo cuide de todo mal y peligro y esíjale al Gobierno que le proteja la vida.

Tus tías que te quieren,

Tola y Maruja

Posdata: En el Programa de Alimentación Escolar PAE compraron güevos a 900 pesos. No friegue, ni que fueran los tres güevitos de Uribe.

Ñapa: Quizque en la alianza Uribe-Pastrana Álvaro pone el capital político y Andrés el pasivo pensional.

Ñapita: Nos contó un pajarito que de la encuesta del Centro Democrático ya voló Paloma...

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tola y Maruja

Tola y Maruja van con Petro al Club Campestre