Por: Óscar Alarcón
Macrolingotes

Transmisión del mando

Se quejaba el presidente López de que Colombia era el único país del mundo en donde el presidente de la República toma posesión ante el Congreso sin presencia de su antecesor. En todas partes están los dos y el anterior es quien le toma el juramento al sucesor. ¿Recuerdan cuando Caldera juramentó a Chávez ante la “moribunda Constitución”? Por eso López expidió un decreto para que estuvieran los dos y solo se cumplió cuando dejó el cargo.

En nuestro país, como lo vimos hace ocho días, el presidente se posesiona ante el Congreso y se dirige luego a la casa presidencial a saludar y despedir al presidente saliente.

Antes, cuando no había Capitolio, las transmisiones del mando se cumplían en sitios cerrados. Muchas veces se escogió la Catedral, pero quién sabe por qué demonios se volvió de mal agüero, porque ninguno de los que allí juraron terminó el período: José María Obando, por el golpe de Melo de 1854; Tomás Cipriano de Mosquera, por el golpe del 23 de mayo de 1867, y Francisco Javier Zaldúa, quien murió nueve meses después de asumir en el propio Palacio, en 1882.

Finalmente se construyó el Capitolio y los presidentes se posesionaban allí, en el Salón Elíptico. Pero desde Gaviria se impuso la costumbre de que se hiciera afuera —para recibir a más invitados—, bien en el Patio Núñez o en la Plaza de Bolívar, a pesar de que se sabe que en agosto hay lluvia y brisa.

El único presidente que ha estado en la posesión de su sucesor fue Álvaro Uribe y creo que se arrepentirá toda la vida de haber concurrido al acto y escuchar lo que le dijo Benedetti como presidente del Senado.

De todas maneras, han sido sabios nuestros gobernantes en no permitir en la posesión la presencia de su antecesor. De haberse cumplido el decreto de López, ¿se imaginan al apócrifo bachiller despotricando contra Santos en su presencia? Ni la Paloma Valencia habría podido volar.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Óscar Alarcón

A propósito de “mermelada”

Los auxilios del 86

Los auxilios del 68

Los segundos apellidos

Los expresidentes