Por: Felipe Zuleta Lleras

Tratemos de salvar la democracia

ANTE EL INMINENTE, PERO NO SORpresivo  anuncio de los uribistas notificándonos que el ciudadano Álvaro Uribe Vélez se hará reelegir por segunda vez e  iniciar así su mandato de 50 años, como lo asegura el consejero presidencial José Obdulio Gaviria, a los colombianos demócratas sólo les queda organizarse y empezar a batallar contra el dictador.

Recordemos que dictador es aquel que, por las vías de hecho, invade y subsume desde el Ejecutivo a las otras ramas del poder público, es decir, a la Rama Jurisdiccional (al más alto nivel) y a la Rama Legislativa.

Eso es precisamente lo que ha hecho el ciudadano Uribe, a quien desde ahora no me volveré a referir como el señor Presidente, pues su actitud y desprecio por el sistema democrático, motivo de orgullo de los colombianos que nos ufanábamos de tener la historia republicana más democrática del continente, superó todos los límites.

 Ese insulto a las instituciones del país por parte del señor Uribe le hace perder el título y el respeto que se les debe a los presidentes democráticos y republicanos.

Propongo que todos los demócratas que quedamos, así seamos unos pocos, le exijamos a los partidos de la oposición que no presenten candidato a las próximas elecciones presidenciales para que el ciudadano Uribe se presente solo, lo que de entrada deslegitima su elección.

Así lo hicieron los partidos políticos en Perú cuando Fujimori se presentó por tercera vez. Y así cayó Fujimori a los diez meses de haber sido elegido, pues se quedó sin gobernabilidad.

Les corresponde a los directores de los partidos Liberal y del Polo Democrático poner en línea a sus candidatos para que no aspiren y, para que tampoco presenten listas al Congreso nacional.

Los partidos demócratas sólo deberán volver al ruedo electoral cuando se recupere la normalidad y la institucionalidad destruida por el ciudadano Uribe, se acabe el paramilitarismo del Congreso, y se escojan a respetables jueces en la Corte Constitucional,  jueces que no hayan trabajado para el ciudadano Uribe o tengan a sus parientes en la nómina oficial.

Amigos lectores: quisiera saber en dónde están los demócratas, republicanos y defensores de nuestras instituciones, instituciones que se han subvertido más durante estos seis años de gobierno del ciudadano Uribe que lo que han logrado los subversivos colombianos en 44 años, con un agravante: que los guerrilleros le declararon la guerra al Estado para subvertir el orden y, en cambio, ahora es desde adentro, desde las entrañas mismas del Estado, que se quebró el Estado de Derecho.

¿Qué les pasa a los colombianos? ¿Acaso no se han dado cuenta de que al cabo de los tres, o cuatro o cinco gobiernos del ciudadano Uribe el país podrá quedar sin las Farc (lo que dudo) pero en una guerra civil, sin instituciones, empobrecidos y  en la peor crisis que jamás haya vivido el país?

Por lo pronto es la hora de que los partidos no uribistas entiendan que de ellos depende salvar a nuestra maltrecha y moribunda democracia y que es la hora de ponerse serios y dejar de entrar en el juego de las discusiones y tretas que les ponen desde la Casa de Nariño, para distraerlos, mientras el ciudadano Uribe se perpetúa.

Hay que dejarlo solo en las próximas elecciones y ese será el principio de su final. Así lo pudieron hacer los peruanos, ¿por qué no podremos nosotros?

felipezuleta.blogspot.com

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras