Por: Cartas de los lectores

Tres cartas de los lectores

Seis de seis no es mucho pedir

¿Por qué los colombianos, tanto jugadores, técnicos, hinchas y personas del fútbol se preparan siempre para perder con Brasil? Hay que hacer seis puntos de seis, en esta séptima fecha de eliminatoria del Mundial Rusia 2018. En San Cristóbal, Venezuela, el partido no es nada fácil así estén eliminados. Ya hemos perdido con los vecinos. A Brasil, ya clasificado, hay que ganarle. Tenemos un estadio a tope en Barranquilla y tenemos jugadores. Los comentarios de “los que saben” son: con Venezuela es pan comido, pero... con Brasil...

Acuérdense de que a Brasil en el Mundial 2014, siendo país sede, Alemania lo sepultó con 7 goles sobre 1. Los brasileños no son infalibles así venga Neymar. ¿Cuál es el miedo eterno? ¿Está en el ADN del jugador colombiano perder siempre con los vecinos de la verdeamarela? Vamos con todo, muchachos, ustedes también son estrellas en el exterior.

Helena  Manrique Romero.

Sobre el VPH

Señalar que la no vacunación de VPH solo afecta a la mujer que no se inmuniza no es cierto. El virus de VPH no solo se relaciona con cáncer de cuello uterino, se relaciona también con verrugas genitales que son enfermedad de transmisión sexual. El cáncer de canal anal, con mayor incidencia en parejas del mismo sexo con relaciones anales, se disminuye y también el cancer de orofaringe relacionado con el sexo oral. Esto indica que el VPH es una enfermedad sexualmente transmitida y afecta a población no vacunada.

Sin duda, que la inmunización no sea obligatoria es un retroceso que desconoce los derechos de la población que se infectará porque los padres desistirán con información pobre y sensacionalista.

No solo se perjudica la mujer u hombre no inmunizado, sino toda la población vulnerable.

Carlos Eduardo Pérez. Médico infectólogo.

Ordenar la democracia

Al paso que vamos se le va a hacer mucho daño a la democracia de Colombia con dos fenómenos que en un principio se tildaron de benéficos: inscripción de candidatos por firmas y las revocatorias de gobernadores y alcaldes.

En el primer caso se está desconociendo a los partidos y el segundo caso se está tornando como expediente de los perdedores en las elecciones. Todo ello termina en fuertes golpes desestabilizadores para la atmósfera de paz que tiene que tener la democracia.

El Estado está en la obligación de no dejar que los partidos perezcan y los partidos, a su vez, deben ser estrictos defensores de la transparencia y competencia de los servidores públicos en todas las ramas del poder, que deben cumplirle al interés general.

Envíe sus cartas a [email protected].

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores