Conversatorio de Colombia 2020

hace 4 horas
Por: Cartas de los lectores

Tres cartas de los lectores

Sobre la dosis mínima

Siempre he pensado que esa decisión de haber aprobado una dosis mínima fue un error ya que esto dio puertas abiertas para los que consumen droga. Como ustedes podrán ver en las calles, la juventud no fuma cigarrillo; todos consumen droga y esto ha incrementado exageradamente el consumo de los jóvenes. Esto trae el desastre de una generación entera. ¿Qué será del futuro de esta generación si por todas partes donde usted camina huele a droga? Cada día van a buscar consumir cosas más fuertes que satisfagan sus necesidades de vicio.

Martha Ruiz Ortiz.

Sobre la dosis mínima II

Habrá que ver al fiscal general, Néstor Humberto Martínez, y al presidente de la República, Iván Duque, celebrando el aumento en los arrestos por dosis que excedan los mínimos establecidos. Mientras tanto, las cifras de atracos, homicidios e inseguridad seguirán disparados; y los carteles del narcotráfico, bien, gracias. Pero qué bueno que estamos pensando en nuestros niños. ¿Cuánto tiempo más, como dice su editorial, seguiremos probando lo que ya ha demostrado no tener eficiencia, más allá de ser útil para vulnerar derechos fundamentales?

Alena Yepes. Cali.

Reformas políticas y éticas

Dentro de la reforma política que se discute actualmente, en los temas principales, está el de eliminar el voto preferente y la selección de candidatos a ocupar curules en el Congreso se haría por lista cerrada.

En términos de transparencia en esa conformación, se debe tener en consideración la creación o fortalecimiento de un comité de ética y la actualización del reglamento interno de cada partido que defina detalladamente el protocolo a seguir en la selección de candidatos; es decir, una dirección colegiada evitando así que un único director seleccione a dedo a quien quiere impulsar en la carrera política y aprovecharse de los votos de los seguidores del partido. Debe mantener un orden secuencial ascendente en la lista de acuerdo a los méritos de trabajo político, honradez y lealtad a los principios del partido.

Implantados e impuestos estos factores, se convertirán en el baluarte de respeto y credibilidad de un programa de partido y control político a la gestión adelantada por parte de los miembros del mismo.

Francisco Javier Cajiao G. Bogotá.

Envíe sus cartas a lector@elespectador.com.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Se eligen gerentes de contratos

La “economía” del estudio en Colombia