Por: Cartas de los lectores

Tres cartas de los lectores

Sobre un editorial

Como suscriptor del periódico, quiero manifestarles que estoy completamente de acuerdo con su editorial del 17 de mayo, en cuanto afirman y desarrollan esa idea de que cumplir compromisos internacionales por parte de un Estado (pacta sunt servanda), concretamente protocolos firmados por un gobierno anterior o actual, es obligatorio, de honradez, conveniencia y reciprocidad. Los protocolos firmados con Cuba deben respetarse y por ello cumplirse, no desconocerlos, como hace nuestro Gobierno de manera inaceptable, quizá en la línea de hacer trizas el acuerdo de La Habana. Colombia ha tenido problemas con su diplomacia antes. Basta recordar lo ocurrido con Panamá en los gobiernos conservadores que perdieron, por su ineptitud, ese precioso tesoro de la patria. Sobre ello basta leer el libro Panamá y su separación de Colombia, de Eduardo Lemaitre. También ocurrió después en parte con Nicaragua. Para qué mover más el pasado. Esa posición respecto a los protocolos nos traerá más problemas, pues otro Estado dudará en tenerle confianza al país. Esperamos los colombianos que amamos el Estado de derecho que el Gobierno entre en sensatez y cumpla lo firmado con Cuba, permita el regreso de los señores del Eln y se inicie el diálogo de paz respectivo, a no ser que lo que se quiera es seguir siempre en guerra, que aprovechan y azuzan ciertos sectores oportuno-guerreristas del país.

Jairo Libreros. Guadalajara de Buga.

El Decreto 568 de 2020

Me parecen muy importantes las dudas de la Corte Constitucional sobre la constitucionalidad del Decreto 568 de 2020. El impuesto que se crea no se ajusta al artículo 363 de la Constitución ya que no es equitativo, ni progresivo. De ser equitativo, debería cobrarse también al sector privado, a los miembros de la Fuerza Pública y a otros grupos que devengan rentas de capital. Y si fuera progresivo no debería restringirse a los salarios o pensiones mayores a $10 millones. Tampoco es claro quién define que las megapensiones son aquellas que superan los $10 millones ni por qué solo se gravan las pensiones a partir de dicho límite.

Diego López Arango

Una felicitación

Mis agradecimientos, respetos y felicitaciones a Cecilia Orozco Tascón por su valentía y su búsqueda de la verdad para desenmascarar hechos y personas que nos llenan de dudas. Y a El Espectador. ¡Adelante, periodistas!

Camilo Mendoza Laverde. Bogotá.

Envíe sus cartas a [email protected]

920675

2020-05-22T00:00:01-05:00

column

2020-05-22T00:00:01-05:00

[email protected]

none

Tres cartas de los lectores

27

2875

2902

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Cartas de los lectores

Rusia y el manejo del COVID-19

La misma fotografía de años y años