No Stories: música #EnCasa para días de cuarentena

hace 1 hora
Por: Cartas de los lectores

Tres cartas sobre el caso de “Epa Colombia”

La censura en el caso de “Epa Colombia” (I)

No estoy de acuerdo con el editorial, en la medida en que ella es una persona peligrosa en la sociedad, no por su capacidad de delinquir, sino por el hecho de tener tantos seguidores en las redes sociales, lo cual demuestra su influencia y el peligro que puede representar el uso indebido de esas herramientas.

Ademas, los jueces penales viven restringiendo derechos fundamentales todo el tiempo y eso no es inconstitucional. Aceptar la teoría expuesta en el editorial implicaría que ninguna persona podría ir a la cárcel porque se le violaría el derecho a la libertad. A ninguna persona podría restringírsele el derecho a conducir, porque eso podría restringir el derecho al trabajo.

Aunque ella no ha sido condenada, lo cierto es que el derecho punitivo tiene varias razones de existir y una de ellas es que el delincuente (sindicado en este caso) no cause más daño a la sociedad, y esta señorita es un peligro por la influencia que tiene a través de sus redes sociales.

Marto Marlo.

La censura en el caso de “Epa Colombia” (II)

No creo que el juez haya hecho un trueque, el de no imponer medida de aseguramiento a cambio de acceder a la petición de la defensa. Se trató de evitar que la mujer siguiera publicando noticias que podían afectar el proceso o haciendo publicidad a costa del delito cometido. Este tipo de decisiones deberían tomarse más seguido en los casos mediáticos que, antes que informar, desinforman y hacen mucho daño a la sociedad, de por sí polarizada.

Claudia Rey.

La censura en el caso de “Epa Colombia” (III)

Hay casos que ameritan llegar a estas instancias pues la libertad de expresión también debiera tener unos límites para que, de manera responsable, se aplicara. Una cosa es usarla para fines de entretenimiento, siempre y cuando no haya agresión de ninguna manera.

Sin embargo, en este caso es más que evidente que “Epa Colombia”, a través de sus actos (y su mal ejecutada “libertad de expresión”), está actuando y fomentando una serie de actos, por decir lo menos fuerte, vandálicos.

Sebastián Rico.

Envíe sus cartas a [email protected].

894223

2019-12-05T00:00:10-05:00

column

2019-12-05T00:30:02-05:00

[email protected]

none

Tres cartas sobre el caso de “Epa Colombia”

48

2463

2511

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

La realidad del gremio médico en Colombia

De Acemi sobre Petro y la Ley 100

¿Optimismo? Mejor la esperanza

Dos cartas de los lectores

Mensaje desde Mallorca