Tres cartas sobre la defensa del Estado colombiano y un editorial

Noticias destacadas de Opinión

Sobre la defensa del Estado colombiano y un editorial (I)

Por fin leo que alguien se pregunta sobre cómo el Estado colombiano nos trata y nos revictimiza. Aunque ha reconocido su responsabilidad en algunos casos, por ejemplo el mío, la verdad, más que un reconocimiento, fue una bofetada porque el pergamino que me entregaron tenía errores gramaticales imperdonables. Por eso he solicitado a la CIDH que el caso sea enviado a la Corte IDH.

Las víctimas en Colombia solo tienen un camino largo y tortuoso, esperar más de 20 años para que el Estado reconozca su culpa. Por el momento solo veo ese reconocimiento que me hicieron como una campaña que busca que Co lombia se vea bien ante los organismos internacionales. Diplomacia positiva.

Óscar Morales

Sobre la defensa del Estado colombiano y un editorial (II)

Me parece muy bien su opinión al respecto. Gracias por dejar ver a las víctimas como las más afectadas, sin que el Estado y los gobiernos de turno asuman, y por el contrario evadan responsabilidades.

El país parece inmune al dolor de ellas. Los noticieros están cargados de denuncias como boom, pero no hay seguimiento. Parecen “chivas” periodísticas y no más.

Dora Moreno.

Sobre la defensa del Estado colombiano y un editorial (III)

Es propio de un Estado como el nuestro denegar los desafueros que sus esbirros constantemente cometen.

Comenzando por quienes han ocupado la Presidencia de este país, que nunca admiten responsabilidad en ningún tipo de extralimitación a la ley establecida por la Constitución.

Somos, desgraciadamente, un país gobernado por individuos que sin excepción tienen problemas con la ley. Y de ahí hacia abajo, todos cortados con la misma tijera. Corrupción y más corrupción es propia de un país como el nuestro.

Entonces, ¿que más se puede esperar de sus defensores? Creen que así como le tuercen el pescuezo a nuestra Constitución, debido a que todo el sistema nuestro está podrido desde adentro, lo mismo podrían hacer ante las cortes internacionales… Dios salve a Colombia y a sus ciudadanos.

Arnulfo Sáenz R.

Envíe sus cartas a lector@elespectador.com

Comparte en redes: