Por: Cartas de los lectores

Tres cartas sobre los perros potencialmente peligrosos

Sobre las razas potencialmente peligrosas (I)

Como abogada pienso que así como la Corte estableció mediante la sentencia C-439 de 2011 que los tenedores de mascotas éramos una minoría que requería especial protección, los tenedores de RPP son aún más vulnerables; cualquier perro con un tenedor irresponsable puede ocasionar daños, como cualquier muchacho que carece de orientación. Pienso que la solución no es el registro de estas razas, sino establecer la obligación para todos los tenedores de mascotas y el microchip, lo que evitaría además el abandono, porque debe estar acompañado de sanciones fuertes para quienes los abandonen. Es absurdo discriminar por razas. Tengo un pit, un terranova y una shih tzu, y es esta última la que arma peleas en la calle.

Martha Coronell.

Sobre las razas potencialmente peligrosas (II)

Me parece algo excluyente y arbitraria esta nueva medida, ya que fomenta la estigmatización y el odio de dichas razas. Aparte de eso va en contra de la ley de protección animal, la cual en uno de sus apartes habla de las libertades y una de ellas es el derecho a que los animales se puedan manifestar de manera natural.

En otro de dichos puntos habla de no ser sometidos a estrés y la imposibilidad de pasear de forma tranquila fomenta dicha condición. Estoy de acuerdo en que este tipo de razas deban tener un adiestramiento estricto de obediencia y sociabilidad, y al propietario que no tenga la capacitación y las aptitudes necesarias para manejar este tipo de animales se le debe restringir su tenencia.

Arley Yesid Sánchez Vargas.

Sobre las razas potencialmente peligrosas (III)

Soy médico veterinario zootecnista y siempre he tenido perros de este tipo de raza. No existe raza peligrosa, sino dueños que forman el carácter del perro hacia la agresión.

Me pregunto qué es una raza peligrosa. Solamente porque tiene un potencial en su carácter noble, tierno e incomprendido por personas que no saben sobre razas de perros y discriminan nada más por su aspecto. Gracias a los medios de comunicación los perros han tenido mala fama, solamente porque aparecen en una película atacando a una persona ya lo ven como un animal peligroso. Recuerden la película La profecía, donde salen esos hermosos cinco rottweiler y decían que eran los perros del demonio. Ejemplos hay muchos. Raza peligrosa no existe, vamos a ver que siempre es el humano quien le pone el estigma a cualquier animal, porque si le tienes miedo a una cucaracha, para ti es el animal más peligroso del mundo.

Antonio José Marimón Blanco.

Envíe sus cartas a [email protected].

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Sobre el fraude escolar y el hurto