Por: María Claudia García

Tu “súper poder”

Hemos escuchado infinidad de veces que con pequeños actos podemos arreglarle el día a una persona o ayudarle a que mire las cosas de una manera diferente, más positiva y entusiasta. Y es que nos pasamos la vida como computadoras humanas haciendo trabajos repetitivos que muy poco nos emocionan o enfocados en hacer dinero para tener la vida que anhelamos y la vida que tenemos se nos pasa buscando lo que tanto deseamos sin disfrutar nuestro presente, nuestro ahora, lo que si tenemos en las manos.

Tú tienes el maravilloso poder de transformar la vida de las personas que tienes a tu alrededor, tu familia, tus amigos y compañeros de trabajo. En este viaje de la vida en donde a diario estamos en contacto con otros seres humanos que pasan adversidades  mucho mas grandes que por las que sentimos que la existencia es miserable, está en nuestras manos conectarnos de manera auténtica con ellos, aprovechando cada instante en el que estás frente a alguien para generar un vinculo real y verdadero con la energía de esa persona. Un curso de Milagros dice  “Yo soy el instrumento que Dios ha designado para la salvación del mundo”. Y es tan sencillo como si ves algo bueno de alguien, díselo inmediatamente. Puede tomar un segundo para ti, pero para ellos podría ser lo que les cambie el día, la vida, su autoestima y al recibir esas palabras de aliento podrán también en el próximo instante agradar el momento de cualquier otro.

Dando es como recibimos y aunque no recibamos de esa misma persona a la que agradamos en su momento, más adelante encontraremos a alguien que nos dé algo mucho mejor de lo que dimos.  Dice una de mis canciones favoritas  Todo se transforma de Jorge Drexler, “…De algún lejano rincón de otra galaxia el amor que me darías transformado volvería algún día a darte las gracias… Cada uno da lo que recibe, luego recibe lo que da, nada es mas simple, no hay otra norma, nada se pierde, todo se transforma”.

No permitas que se te pase esta vida sin un propósito, regalar sonrisas, buen trato, un apretón de manos caluroso, saludar por el nombre, dar un cumplido y reconocimiento es gratis no nos cuesta y eso genera conexión real con los otros.

¿Cuéntame cuál es tu súper poder para cambiarle el día a alguien?, escríbeme a @mariaclaugarcia.

Buscar columnista

Últimas Columnas de María Claudia García