Por: Gonzalo Silva Rivas

Turismo, negocios y viceversa

En años recientes Colombia se ha posicionado como el quinto destino de mayor importancia de América Latina en la realización de congresos y convenciones.

Esta figuración le permitió escalar en el escenario mundial tres posiciones con respecto a 2009, ubicándose en el lugar 34 del escalafón de la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (IICA), entidad que evalúa el desempeño de un centenar de países lanzados a la conquista del mercado de los negocios, modalidad turística que día a día se globaliza más.


La clasificación refleja la actividad desarrollada en los certámenes corporativos a lo largo de 2010. Aunque en el presente año la percepción de inseguridad en algunas regiones del país ha tenido sus repuntes, el sector mantiene estabilidad, según el balance de operadores turísticos y hoteleros, y se pronostica que 2011 repetirá con indicadores positivos. La programación local que también contribuye a la dinámica del mercado muestra una tendencia al alza.


En la realización de eventos internacionales en Latinoamérica, Brasil, séptimo del mundo, lleva el liderazgo (293 compromisos), el doble de Argentina, segundo; seguidos de México y Chile, país con el que Colombia mantiene un pulso equilibrado. El ranquin mundial lo encabezan Estados Unidos (595), Alemania, España, Italia, Reino Unido y Francia (341) que es sexto. En 2006, Colombia ocupó el puesto 50; en 2009 pasó al 37 y el año pasado subió al 34, recorrido que ilustra su buen comportamiento.


El progreso del país se refleja en nuestras principales ciudades organizadoras de eventos. Bogotá, a la cabeza, se posiciona en el sexto lugar del escalafón latinoamericano, comandado por Buenos Aires, São Paulo y Río de Janeiro. En el mercado mundial se ubica en el 47 entre 310 analizadas, donde además figuran Cartagena, posición 59; Medellín, 129, y Cali —por primera vez en el listado— en la 309.


Colombia sigue dando fe de estabilidad económica y los resultados del IICA ponen de presente el esfuerzo que adelantan Proexport, la futura Región Capital y las municipalidades que se promueven y abren espacios a los turistas corporativos.


El turismo de negocios se expande y borra fronteras para reunirse en países con ventajas geográficas competitivas, infraestructura adecuada y personal calificado, alrededor de congresos, convenciones, seminarios, ferias, salones, jornadas, simposios, eventos deportivos y certámenes semejantes. Por ahora busca espacio para hacer del turismo de negocios un buen negocio para su turismo.


[email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Gonzalo Silva Rivas

Providencial calentao

Hacer el fracking

Por partida doble

La crema al pastel

Por naturaleza