Turquía es un país respetuoso del Estado de derecho

Noticias destacadas de Opinión

En respuesta al editorial del 26 de diciembre de 2020, titulado “Un golpe a la libertad en Turquía”.

Me permito dirigirme a ustedes para presentarles mi respetuoso saludo y dar respuesta al editorial publicado el pasado 26 de diciembre de 2020 en El Espectador bajo el título “Un golpe a la libertad en Turquía”, que lamentablemente cuenta con una serie de imprecisiones infundadas y parcializadas

El señor Can Dündar fue condenado por los cargos de “obtener información estatal que debería mantenerse en secreto, con fines de espionaje político y militar”, y de “ayudar a una organización terrorista sin ser miembro de ella” por decisión de 14° Tribunal de lo Penal de Estambul el 23 de diciembre de 2020.

Es de aclarar que los tribunales independientes emiten sus fallos en función del fondo de cada caso y que además están disponibles los recursos legales internos, así como el derecho a presentar una solicitud ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

En Turquía existe una comunidad de medios activa y pluralista que disfruta de las normas internacionales de libertad de expresión y medios de comunicación de acuerdo con nuestra legislación nacional, así como con nuestras obligaciones internacionales y la jurisprudencia del TEDH.

Los casos individuales, que también pueden afectar la libertad de expresión, son examinados por tribunales independientes e imparciales. Están disponibles los recursos internos, incluido el derecho de apelación ante el Tribunal de Casación y la demanda individual ante el Tribunal Constitucional, así como el derecho a presentar una demanda ante el TEDH.

El periodismo no se puede utilizar como escudo contra las investigaciones penales. De hecho, utilizar cualquier profesión al servicio de la comisión de delitos también va en contra de los principios del periodismo.

Se protegen los derechos legales de todos los periodistas sujetos a un proceso judicial. Los tribunales independientes emiten sus fallos sobre la base del fondo de cada caso. Tras el examen de las pruebas pertinentes, los tribunales deciden si el sospechoso debe ser puesto en libertad o detenido.

Después de la entrada en vigor del primer paquete de enmiendas legislativas de conformidad con la Estrategia de Reforma Judicial, los tribunales competentes emitieron varias decisiones de liberación.

Nuestros tribunales superiores continúan emitiendo importantes decisiones que protegen los derechos fundamentales, incluida la libertad de expresión, en línea con la jurisprudencia del TEDH. Ejemplos recientes incluyen las decisiones de la Corte Constitucional sobre Académicos por la Paz y Wikipedia.

Para finalizar, quisiera reiterar que Turquía es un país democrático, laico y respetuoso del Estado de derecho. Es miembro del Consejo de Europa, hace parte del Comité de Derechos Humanos y es candidato oficial para ser miembro de la Unión Europea.

Aprovecho la oportunidad para reiterarles las seguridades de mi alta y distinguida consideración.

*Embajadora de Turquía en Colombia.

Comparte en redes: