Por: Luis Fernando Montoya

Un buen comienzo

"Valor y querer, facilitan el vencer", proverbio castellano.

Luego del éxito en la organización y el desarrollo del Mundial Sub-20 en nuestro país, se inició la Liga Postobón, todavía con herramientas utilizadas en ese evento, como el ingreso a los estadios, la ubicación de los aficionados en las graderías, la salida de los equipos y los árbitros, entre otras.

Hay muchas personas que buscan un método capaz de garantizarles el éxito, pero la clave no está en descubrir un sistema. Un equipo gana porque ha logrado dominar los aspectos fundamentales del juego y esa es una responsabilidad del entrenador.

La diferencia entre ganar y ser ordinario y común es tan pequeña que resulta casi increíble. Se puede hacer correctamente el 99% de todo y no hacer las pequeñas cosas que son la clave para ganar y, en tal caso, el fracaso está garantizado.

¿Cuáles son los aspectos fundamentales?: ser soñador, tener objetivos claros, soñar con lo grande, pero ser sencillo, pensar siempre positivo, tratar bien a la gente y nunca abandonar.

Hasta el momento son varios los factores positivos a nivel general en el inicio del torneo: familias en los estadios, el buen arranque del campeón nacional, muchos jugadores jóvenes, la esperanza santafereña de volver a ser protagonista, la solidez del Pereira y que en el Once Caldas no se han notado tanto los nueve cambios que hubo en la plantilla.

Uno de los aspectos que falta por mejorar es que los equipos se pongan al día en las obligaciones con sus trabajadores, para que el rendimiento sea mejor.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya