Por: Luis Fernando Montoya

Un Cali en apuros

"La desesperación nada remedia", Cervantes.

Como hombre del fútbol me preocupa desde hace varios torneos que un equipo de tanto prestigio a nivel nacional e internacional, como el Deportivo Cali, no tenga un buen rendimiento deportivo y cambie frecuentemente su cuerpo técnico.


Siempre que se tiene un problema, un problema que sea especialmente difícil y desconcertante, tal vez terriblemente descorazonador, hay un principio básico que aplicar y seguir aplicando. Es simple: jamás abandonar.


La última gran satisfacción para esa importante afición fue el título colombiano conseguido por el técnico Pedro Sarmiento, y de ahí en adelante al equipo le ha costado estar en los lugares de privilegio. También vale la pena recordar el título conseguido hace un año en la Copa Postobón con el técnico Jaime de la Pava.


El conjunto azucarero es uno de los equipos colombianos que más trabaja e invierte en sus divisiones menores, y por eso es que frecuentemente saca jugadores de muy buenas condiciones futbolísticas, pero rápidamente salen del equipo. Sería importante que estos jugadores jóvenes tuvieran más tiempo de maduración en el conjunto para que la escuadra profesional pudiera aprovecharlos más tiempo.


Otro de los aspectos a tener en cuenta es que si salen jugadores deben llegar refuerzos con mejores condiciones futbolísticas para suplir las necesidades creadas. En este torneo hay jugadores de experiencia en el fútbol, como Leandro Castellanos, Gonzalo Martínez, Jair Iglesias, Andrés Pérez, Gabriel Fernández, entre otros, que conjuntamente con los juveniles deben asumir el reto de estar en un equipo grande y sacarlo adelante.


En lo que respecta al técnico, Jorge Cruz es un hombre de la casa, conocedor del medio en el cual trabaja. Se le debe dar el apoyo necesario para que en lo que falta del torneo pueda consolidar su plan de trabajo y lograr los objetivos propuestos.


Uno de los aspectos que también hay que tener en cuenta es que los directivos deben unir esfuerzos colectivos para volver a darle al equipo azucarero el lugar de privilegio que le corresponde, en el que estuvo en muchos torneos, incluyendo la Copa Libertadores.


Esperemos que las circunstancias que rodean al Deportivo Cali mejoren y lo veamos luchando por los primeros lugares al final de este torneo, dándole grandes satisfacciones a su afición.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Nacional, a enderezar el camino

Final inédita

América y Cali, a mejorar

Ayudarlos

Los mejores