Por: Felipe Zuleta Lleras

Un voto castigo

EL DEBATE ORGANIZADO POR RCN y Semana resultó organizado, con un manejo impecable y con unas preguntas realmente serias y bien pensadas. Y la primera conclusión que uno saca es que Colombia tiene siete candidatos inteligentes y preparados.

Independientemente de que a uno le guste más un candidato que los otros, lo cierto es que los siete demostraron tener garra para ser presidentes de un país complicado como este.

Y es que los retos del próximo presidente no son fáciles, pues el país, a diferencia de lo que piensan los furibistas, ha tenido retrocesos significativos en temas clave para los colombianos durante los dos gobiernos del presidente Uribe.

El sistema de salud colapsó por culpa del Gobierno, que en vez de tomar las medidas necesarias para sacarlo adelante, decidió expedir unos decretos de emergencia social imponiéndoles límites a los médicos, como si éstos fueran los responsables de la crisis, crisis que explotará pronto con consecuencias desastrosas.

No hay manera de que ocho millones de colombianos que están en el régimen contributivo puedan sostener a 29 millones que están en el régimen subsidiado. Y eso se debe a que en este gobierno no se generó ni un solo empleo, así el presidente Uribe sostenga lo contrario. A menos que el Gobierno siga creyendo que hacer malabarismo en los semáforos sea un empleo.

En el tema de infraestructura el país quedó con un atraso de 30 años, porque el ministro del ramo no hizo nada durante el primer gobierno y lo poco que ha hecho en materia de adjudicaciones lo ha hecho regular tirando a mal. El plan 2.500 resultó un desastre. Y ni hablar del Runt.

El déficit fiscal del país es monumental y el Gobierno pretende imponer más impuestos después de que les regaló a los ricos siete billones de pesos en exenciones tributarias dizque para que crearan más empleos. Eso es lo que Uribe llama la confianza inversionista. Ese hueco fiscal se ha acrecentado debido a los subsidios que reparte el Gobierno nacional, entre ellos, el de los cinco millones de ciudadanos que están en Familias en Acción. ¿Acaso no sería mejor generar más empleos y dar menos subsidios?

A todo esto súmenle ustedes el hecho de que este gobierno lleva más de tres años tratando de tapar sus escándalos; las chuzadas, los seguimientos a magistrados, las reuniones con delincuentes en la Casa de Nari, las zonas francas a los Uribe Moreno, el robo del Agro Ingreso Seguro, los falsos positivos, la yidispolítica, por sólo mencionar unos pocos.

Si este país fuera sensato debería castigar, sin excepción, a todos los candidatos que de una u otra forma hayan trabajado con el presidente Uribe. Premiar tanta sinvergüencería resultaría un exabrupto histórico.

~~~

Notícula:  Así como en el pasado he criticado a la Policía Nacional, hoy felicito al general Óscar Naranjo, pues sus hombres que conforman mi esquema de seguridad son de tal profesionalismo y seriedad que merecen mi reconocimiento público. Esto lo reconcilia a uno con su país.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras