Por: Columnista invitado

Una comunidad de aprendizaje, de ministerios de educación 

Por: María Carolina Meza Botero, ex directora ejecutiva de la Fundación Empresarios por la Educación

Este jueves 6 y 7 de junio se desarrolló en Bogotá el Encuentro Regional de Ministros de Educación de Latinoamérica, organizado por el MEN, la OEI, el BID y la Red Latinoamericana por la Educación, Reduca, de quien la Fundación Empresarios por la Educación es representante en Colombia, y gracias a la cual tuve la oportunidad de asistir.

El encuentro contó con la presencia de ministros y viceministros de 10 países de la región, entre ellos Argentina, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Perú, República Dominicana y Uruguay. Además, estuvieron expertos del sector, representantes de las organizaciones miembro de Reduca, de Unesco, Genius Plaza, el Instituto Natura y demás entidades convocantes.  

El encuentro buscaba generar un diálogo amplio sobre el Objetivo de Desarrollo Sostenible N°4: “Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”. Esto con el propósito de generar conclusiones para ser presentadas por la Ministra de Educación de Colombia en el marco del Foro Político de Alto Nivel del Consejo Económico y Social de la Organización de Naciones Unidas a celebrarse en Nueva York en julio, y más allá, de constituir una red de aprendizaje entre pares para los ministerios de la región frente a retos educativos comunes. (Acá: ¿Qué tan lejos o qué tan cerca está Colombia de cumplir con los ODS?)

Durante el encuentro se dio un rico intercambio de experiencias en cuatro temas clave, relacionadas con el cumplimiento del derecho a la educación de todos los niños y niñas de la región: ciudadanía global, calidad educativa, liderazgo docente, y tecnología y equidad. Flor Pablo Medina, Ministra de Educación del Perú, comentó “En la reunión se vivió una dinámica propia de una comunidad de aprendizaje". Dinámica similar a la que se quiere lograr en todas las aulas de la región.

Frente al tema de ciudadanía global, fue común la urgencia de fortalecer competencias ciudadanas en la región, donde se viven asuntos apremiantes relacionados con altos niveles de violencia, discriminación e ilegalidad. Se abordaron temas urgentes como los altos niveles de migración interna, que demandan de políticas articuladas que entiendan que los niños nacen sin fronteras; o el drama de las violencias de género, y con esto la necesidad de trabajar en una educación libre de estereotipos, que permita a hombres y mujeres desarrollar todas sus potencialidades y aportar a sociedades libres y democráticas. Se acordó crear un plan conjunto para trabajar por el tema en la región, medir los avances y compartir programas exitosos. Al respecto, las experiencias de Colombia en educación ciudadana son un acervo importante.

Frente a la calidad educativa, se conversó sobre la importancia de dar un mejor y mayor uso a la gran cantidad de datos con que se cuenta gracias a evaluaciones estandarizadas regionales y nacionales, y a evaluaciones de impacto de cientos de proyectos que muestran caminos certeros y rutas que es mejor evitar. (Le sugerimos: Primer adelanto de recomendaciones de la misión de Sabios)

La toma de decisiones basada en evidencia debe ser un compromiso regional, así como el trascender las políticas de gobierno y asegurar planes a largo plazo que permitan sembrar y cosechar buenos frutos, por encima de intereses políticos, personales y partidistas, con los que los niños salen damnificados. “Acciones sostenidas y continuas, en un solo gobierno, no transforman la educación” dijo Emilia Ahvenjärvi, consejera para educación y ciencia de la Embajada de Finlandia en Buenos Aires, refiriéndose a los aprendizajes del sistema educativo finlandés, uno de los más efectivos a nivel mundial, el cual se debe a decisiones de estado tomadas en los años 60, y sostenidas a lo largo de muy diversos gobiernos. El ODS 4, y sus múltiples indicadores, se convierte en un referente importante que debe impulsar políticas educativas de largo aliento para la región.

Un tercer tema abordado fue el liderazgo educativo. Hoy la región comprende que el sector necesita de altas capacidades de liderazgo en los niveles nacionales, locales y escolares para sacar adelante los grandes retos existentes. Se requieren cambios en la manera como se administran los sistemas educativos, y a nivel de escuela se deben crear mejores sistemas de selección, formación y estímulo a directivos docentes. La región cuenta ya con programas importantes en esta materia que sirven de ejemplo, como los desarrollados por el Ministerio de Perú y por organizaciones como la Fundación Empresarios por la Educación, acá en Colombia, y por otros miembros de Reduca.

El último tema abarcado fue tecnología y equidad. Las experiencias de Uruguay, con el Plan Ceibal, y de Argentina, dan muestra de grandes aprendizajes para los países más atrasados en el tema. Se cuestionó la pertinencia de hacer programas de entrega de equipos uno a uno, se resaltó la necesidad de incorporar la tecnología a la cotidianidad de la escuela, capacitar a docentes y padres para acompañar a los niños en su proceso de alfabetización digital, y fomentar el aprendizaje par a par. Se habló también del reto de penetración digital y en conectividad que tiene aún la región.

El encuentro mostró la potencia que tienen las conversaciones entre pares, en este caso ministerios de educación, para aprender de los errores y de los aciertos, y encontrar maneras de sumar fuerzas para hacer proyectos colectivos que trasciendan fronteras. Una región atravesada por las desigualdades, la pobreza y la violencia, pero que a su vez comparte raíces históricas y culturales debe poder trabajar junta por mejores condiciones de vida para todos. Europa lo ha logrado, desde la diversidad de lenguas y religiones, ¿por qué no intentarlo nosotros, en este tiempo en que celebramos dos siglos de libertad, lograda gracias a la unión latinoamericana? El reto es avanzar juntos por una región donde todos estén en la escuela, aprendan y participen en su proceso educativo.

En la Fundación Empresarios por la Educación estamos orgullosos de haber gestado, co-organizado y participado en este fructífero encuentro, un importante punto de partida para que los ministerios de la región sigan intercambiando aprendizajes que les permitan garantizar el derecho a aprender a todos. Como lo resaltó Manuel Álvarez Trongé, Secretario General de Reduca, “la educación es el único salvavidas para muchos niños en Latinoamérica”. (Lea también: ¿Para qué la educación? )

Cierro con las palabras de Alfredo Astorga, Viceministro de Educación de Ecuador: "Nace una red de acción para fortalecer el ODS 4 en la región".

 

 

 

865518

2019-06-12T07:38:34-05:00

column

2019-06-13T11:28:41-05:00

mmonsalve_250625

none

Una comunidad de aprendizaje, de ministerios de educación 

60

8056

8116

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado

¿Alguien quiere acordarse de Bojayá?

Pacto por la Implementación