Por: Luis Fernando Montoya

Una final apasionante

“Lleva tiempo llegar a ser joven”, Pablo Picasso.

La final de la Copa Santander Libertadores nos ratificó nuevamente que los partidos no se ganan antes de jugarlos y eso les pasó a los jugadores y aficionados del Cruzeiro, como ocurrió hace poco en la definición del Apertura colombiano. Lo anterior debe ser trabajo mental del técnico y de sus asesores para saberlo manejar en el interior del equipo.

A continuación comparto con ustedes tres aspectos básicos para personas con éxito:

1. Crea en usted mismo y en lo que está haciendo, aprenda a amar el juego.

2. Concéntrese en las cosas que usted hace bien.

3. Piense y actúe en grande.

Definitivamente es importante saber jugar una final, donde fuera de lo táctico-técnico es fundamental la actitud mental con la que se enfrenta este compromiso y fue precisamente lo que hizo muy bien Estudiantes de la Plata para coronarse campeón de la Copa, recordando lo que anteriormente hicieron en dicho club argentino Oswaldo Juan Zubeldía, Carlos Salvador Bilardo, entre otros.

CRUZEIRO

El equipo cometió el error mental de creerse campeón antes de jugar, traicionó su esencia futbolística de manejar el balón, de ser preciso en los pases, y lo cambió por el desespero y jugando al pelotazo.

ESTUDIANTES DE LA PLATA

1. Logró desesperar al rival.

2. Tácticamente se defendió muy bien, cerrando los espacios al rival.

3. Tuvo paciencia y reacción positiva cuando se vio por debajo del marcador.

4. Enfrentó la final con mucha entrega y, sobre todo, humildad.

5. Manejó muy bien los ritmos del partido a lo largo de los 90 minutos.

- El técnico

El profesor Alejandro Sabella, hombre serio, estratégico y que tuvo algo clave, les brindó mucha seguridad a sus jugadores, que en un juego definitivo es demasiado importante.

- Jugadores

- Juan Sebastián Verón:

Es el jugador líder positivo que un equipo necesita, mostró entrega, sacrificio, enseñó qué es ser solidario, puso en el campo todo su pundonor deportivo al servicio del equipo. ¡Qué ejemplo!

- Mauro Boselli:

El buen delantero, goleador del equipo y del torneo, eficiente en los momentos decisivos del torneo.

- Gastón Fernández:

Atacante muy completo, de entrega y definición.

- Christian Cellay:

Defensa con mucha personalidad.

- Mariano Andújar:

Arquero con mucha seguridad, por algo está en la selección de Argentina.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

El liderato del Once Caldas

Balance colombiano

Colombia, adelante

Vuelve Colombia

Equidad, muy bien