Mujeres del Putumayo transforman el territorio lejos de la coca

hace 3 horas
Por: Nicolás Rodríguez

Una foto sin memoria

En su artículo titulado "El glifosato, en el aire”, la revista Semana informa sobre un decreto del gobierno Duque, en borrador, que supuestamente cumple con los requisitos impuestos por la Corte Constitucional. ¿Qué falta?, se preguntan. Y pues faltan muchas cosas.

La primera, y quizá la más importante para el periodismo, es que la información escrita no sea ilustrada con fotografías de archivo en las que avionetas asperjan lindas montañas verdes de todos los colores. Hasta cuándo se le va a hacer el juego a la guerra contra las drogas con imágenes que refuerzan estereotipos sobre lo neutral y benigna que resulta la estrategia aérea desplegada.

Ya en 1997, Monsanto fue obligado a retirar de las etiquetas de su glifosato para uso doméstico las ideas de “biodegradable” y “amigable con el entorno”. Desde entonces muchos medios de comunicación siguen atados a la narrativa visual de la inocente avioneta que cumple con una esforzada, humilde e inofensiva tarea. El artículo de Semana no es la excepción. La foto empleada, tan perezosa como engañosa, no le hace justicia ni siquiera a la larga lista de artículos publicados por la misma revista.

Diversos tipos de investigaciones han recogido las experiencias de los directamente afectados por el glifosato. Los testimonios sobre enfermedades desarrolladas por campesinos, indígenas y afros no son anecdóticos. Por el contrario, las imágenes de las avionetas sí lo son. Las verdades que vehiculizan esas fotografías solo informan sobre la puesta en escena de una política de drogas desprovista de contexto y de historia.

En la fotografía usada por la revista Semana no hay referencia visual alguna al pasado o a la violenta cantidad de glifosato ya esparcida. Las peculiaridades de un Putumayo o un Nariño, los desplazamientos forzados, la deforestación y el impacto de una guerra biológica en el sur del país no son parte del encuadre. Tampoco hay personas, animales, ríos, aguas. La nada.

Una foto sin memoria para una guerra sin víctimas.

899176

2020-01-11T00:00:58-05:00

column

2020-01-11T00:30:01-05:00

[email protected]

none

Una foto sin memoria

20

2257

2277

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Nicolás Rodríguez

La política del rubor

Acevedo y los derechos humanos

La última piedra

El maquillador

De secundario en su escena principal