Por: Augusto Trujillo Muñoz

Una región de verdad

La Cámara de Comercio de Honda convocó a los miembros de la colonia del norte del Tolima y de Guaduas, a quienes invitó a reflexionar sobre el presente y el futuro de una región que tiene razones para enorgullecerse de su pasado.

La cita –que se realizó en la sede de la Cámara de Comercio de Bogotá y estuvo apoyada por la Asociación de Cámaras de Comercio del centro del país- sirvió para recordar la historia grande que vivió Colombia en esa parte de su geografía, pero también para que los protagonistas de hoy miraran conjuntamente hacia el porvenir.

Un triunvirato dirigente compuesto por Jaime Galindo, William Calderón y Ramón Caldas, los dos primeros miembros de la Cámara de Comercio y el tercero rector de “Coreducación”, hicieron la presentación del evento, mientras Henry Quintero, director de “Asocentro” fungió como guía y moderador de las intervenciones de los presentes.

Debo destacar el sentimiento regional que presidió la reunión. Además de los hondanos hicieron uso de la palabra hijos de Mariquita, de Ambalema, de Palocabildo, de Fresno, de Guaduas, e incluso bogotanos que se han vinculado a Honda, en cuyo nombre Fernando Senior ofreció todo su concurso.

Unida por una historia grande, de la cual forman parte el cacique Ondama y el conquistador Nuñez Pedrozo, pero también Gaspar de Figueroa, José Celestino Mutis, Policarpa Salavarrieta, José León Armero, los hermanos Samper, Fabio Lozano Torrijos y Alfonso López, quiere hoy hermanarse en el estímulo de sus potencialidades.

El comercio, la navegación, la actividad minera han sido el sustento de su economía y, probablemente, la educación y el turismo constituyan las columnas vertebrales de su futuro. Pero los presentes en la mencionada cita encontraron en su propia diversidad la opción de proyectar vías paralelas de desarrollo.

Esa es una región de verdad. Por encima de la geografía, de las influencias de la cultura paisa en la cordillera central, del tolimense del llano, de la mixtura del Magdalena medio y de la especificidad del hombre de la ladera cundinamarquesa, expresaron el compromiso de aproximar sus propósitos en función del progreso común.

El abogado y empresario mariquiteño Guillermo Pérez Flórez, residente en España, quien tuvo a su cargo la intervención central del evento, puso de presente la necesidad de modificar la cultura tradicional que hace pensar en las distancias físicas como condicionantes del desarrollo.

En efecto, el mundo de hoy es equidistante. “El universo es una esfera cuyo centro está en todas partes y la circunferencia en ninguna” dijo, desde el siglo XV, el matemático Nicolás de Cusa, quien además era obispo de Bresanona. Con razón, en el siglo XXI, la Constitución colombiana define al  municipio “como entidad fundamental del Estado”.

El gran activo de la región es el conocimiento de sus hijos, sus ideas e iniciativa, su capacidad de trabajo. El espacio de sus lugares geográficos tendrá que complementarse con el espacio de sus flujos informacionales y tratar de integrarlos. Si una región no está integrada hacia adentro no podrá incorporarse con éxito a la aldea universal.

La Cámara de Comercio de Honda recibió el encargo de liderar el proceso. Su economía, su historia, su desarrollo urbano-municipal, sus posibilidades turísticas, sólo podrán ser recuperadas por sus ciudadanos si reconstruyen, de abajo hacia arriba, sus potencialidades mediante una articulación que relacione lo local y lo global.

Ex senador, profesor universitario.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Augusto Trujillo Muñoz

Una nueva conversación

El día de la venganza

El nacionalpopulismo

Nostalgia de guerra

Un país es un pacto