Por: Cartas de los lectores

Una réplica de Carlos Romero

Solicito a ustedes, en cumplimiento de la ley de prensa, publicar la siguiente réplica a la versión que ustedes presentan de la medida adoptada por la Fiscalía General de la Nación de archivar, como correspondía, la investigación que yo mismo solicité, cuando se dio a publicidad el infundio de los señalamientos del señor Julio Gómez en mi contra.

La crónica en mención solicita que se ahonde en la investigación. Quiero expresarles, de una vez por todas, que no conozco, ni he conocido jamás, a los señores Nule, a Emilio Tapia ni a Manuel Sánchez, mencionados en el llamado “carrusel de la contratación”. Tal sugerencia es tendenciosa y de mala fe. Tiene un evidente sesgo político con fines electorales y trata de influir en la opinión pública para sembrar dudas sobre mi honorabilidad.

Pregunto a los periodistas: ¿Alguna vez, durante los nueve períodos que ejercí como concejal de Bogotá, escucharon siquiera un rumor de actuaciones irregulares o delictuosas de Carlos Romero? Quiero repetir una frase que expresé con motivo de los comentarios en referencia: a mil kilómetros a la redonda hay muchos ciudadanos tan honestos como yo, ¡pero no más honestos!

Lamento que ese periódico tan importante publique semejantes crónicas denigrantes e insidiosas, pero la verdad, no es la primera vez en hacerlo. Cuando ello ha ocurrido, no recogen el espíritu y el talante de la familia Cano que merece mi admiración y respeto.

 

Carlos Romero. Bogotá.

 

 

Envíe sus cartas a [email protected]

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

El conflicto sigue, sí

Universidades: más allá de la acreditación