Por: José Fernando Isaza

Universos

Los escritores de ciencia ficción especularon, antes que los científicos, sobre la existencia de universos múltiples y paralelos.

En una historieta Supermán viaja al pasado para evitar el asesinato de Lincoln, lo logra, pero cuando regresa al presente la historia le muestra que Lincoln fue asesinado. Reflexiona: es posible que existan dos universos o dos historias, en una Lincoln muere de viejo y en la otra es asesinado y estamos viviendo en este segundo universo. En otros episodios: un personaje Bizarro vive en un universo paralelo en el cual las leyes de la física son diferentes a las del universo que habitamos, en el mundo Bizarro las formas de los cuerpos celestes que minimizan la superficie no son esféricas, sino similares a los cubos.

Los físicos teóricos demuestran que no hay contradicción en suponer que vivimos en uno de los múltiples universos que se crearon instantes después del Big Bang en el período denominado “La gran inflación”. Es posible que se formaran diferentes universos, pero como se alejaban unos de otros a velocidades superiores a la de la luz no pueden transmitir información entre ellos. Son los llamados “Bubble Universe” o “Baby Universe”.

Es posible que existan, pero no hay interacción ni de nuestro cosmos con ellos ni de ellos con el universo en el que vivimos. La teoría muestra que no se afecta el devenir del cosmos, pues no hay información que pueda enviarse ni recibirse.

Recientemente se ha encontrado una anomalía en una región del espacio, allí la temperatura es inferior en 150 millonésimas de grado a la temperatura del resto del cosmos. Diferencia pequeñísima difícil de medir. Se le llama “Punto frío”, aunque su extensión supera los 1.800 años luz. Como comparación, la distancia de la Tierra al Sol es ocho minutos luz. Se está buscando una explicación a este fenómeno, dentro del modelo estándar del Big Bang, a la vez se estudia si ese lugar del universo es un contacto entre el nuestro y uno perteneciente a los multiuniversos creados durante la “Gran inflación”.

En 1951 Hugh Everett III planteó la posible existencia de universos paralelos, éstos a diferencia de los multiuniversos se forman permanentemente por un fenómeno deducido de la teoría cuántica. Como no es posible predecir con exactitud si un fotón que parte de A llega a B o a C, Everett dice que en un universo llega a B y en otro llega a C. La paradoja del gato de Schrödinger que afirma que la mascota puede estar simultáneamente viva o muerta también se resuelve con la teoría de los universos paralelos. Como la teoría cuántica permite que una partícula pueda estar simultáneamente en diferentes posiciones, la explicación es que está con una cierta probabilidad en cada universo paralelo. La teoría es altamente especulativa, pero no contradice las leyes de la física.

Al igual que los “Baby Universe”, los universos paralelos no pueden comunicarse entre sí, lo cual hace que su existencia no tenga efectos sobre el mundo en el que vivimos. Las leyes de la física de los diferentes universos paralelos se consideran similares.

Yosunori Nomura creó una teoría que integra los universos cosmológicos, multiuniversos, con los universos cuánticos, universos paralelos. En dicha teoría las paradojas de la información que se producen en los agujeros negros radiantes, agujeros de Hawking, encuentran una explicación, en verdad a un costo conceptual muy alto.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de José Fernando Isaza

Aritmética

Calidad

Inquietudes

Solución

Hegemonía