Uribe dio la cara

Noticias destacadas de Opinión

Abierta una investigación más en la Corte Suprema de Justicia, el senador Álvaro Uribe vuelve a sus orígenes: “Peleo de frente, sin trampas”, se le escuchó decir en una grabación reciente.

Es la vieja muletilla, el gesto corporal. Lo mencionó antes Vicky Dávila en una de sus columnas: “Uribe dio la cara, no se escondió”. Lo retomó un portal orgánico al Centro Democrático: “Presidente Uribe le da la cara a las citaciones de la Corte”. Lo reafirmó el propio Uribe con sus deseos de batalla.

En este universo político el acto de dar la cara es, por supuesto, equivalente a ser valiente. En la misma onda corporal, viene a ser frentero. Dar la cara, ir de frente. Tener agallas. Solo los cobardes se ocultan y etc.

Un tema jurídico es convertido en una querella contra la honorabilidad de Uribe. Habrá todavía mil cosas por conocer, pero de lo que se trata acá es de un tema de género. La masculinidad tóxica del expresidente, para usar los términos de moda, nos ha sido impuesta una y otra vez desde hace más de 20 años.

El problema no solo es el investigado y su incontenible tendencia a dar la cara. Tampoco estamos únicamente ante un dilema jurídico. Ni tan siquiera político. A Uribe se le puso donde está, en el panteón de los pugilistas, justamente por su retórica de la mano dura y el carácter firme. El que da la cara se hace, no nace.

El ejercicio del liderazgo que se funda en lo frentero se sitúa en las antípodas de una democracia medianamente sana. No hay nada patriótico en dar la cara. La figura del padre cariñoso y autoritario, que gustosamente Uribe asumió, seguirá ahí hasta que dar la cara sea considerado una costumbre moralmente sospechosa. Si no es que una amenaza y una retaliación.

Lo valiente, lo admirable, lo que sería bueno replicar es la ausencia total de invitaciones a la pelea.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.