Por: José Roberto Acosta

¿Uribismo derrochará dinero de Isagén?

Aún recuerdo las reiteradas explicaciones que el senador Iván Duque me pedía sobre el destino de los recursos de la venta de Isagén, a la que nos opusimos en equipo. Pero el Iván Duque presidente es otro: propone vender ISA y usar el dinero de Isagén en gastos corrientes de la nación.

El santismo justificó la venta de Isagén ante el Consejo de Estado reconociendo que, desde el gobierno de César Gaviria, los $23 billones recibidos por privatizaciones habían hecho unidad de caja con el resto del Presupuesto General de la Nación, gastándose en mermelada y burocracia, pero que el dinero recibido por Isagén sería el primero con una destinación especial: la infraestructura.

Pero ahora el uribismo pretende que los recursos de la venta de Isagén sí hagan unidad de caja con el Presupuesto General de la Nación, para cubrir el desorden fiscal, ante su incapacidad de bajar el gasto derrochón que tanto criticó al santismo. ¿Cómo? Pues obligando a la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) a comprar varios “huesos” que nadie ha querido comprar, como son las participaciones minoritarias que el Gobierno tiene en más de 100 empresas poco rentables.

De los $6,4 billones recibidos por la venta de Isagén llegaron $5,2 billones al Fondo Nacional para el Desarrollo de la Infraestructura (Fondes), creado en el artículo 100 de la Ley 1687 de 2014. El Fondes invirtió ese dinero en bonos emitidos por la FDN, que le reconoce un interés promedio anual de inflación más el 4,1 %, cuyo capital deberá devolver en los años 2026, 2027 y 2035. La FDN es propiedad del Gobierno en un 73,4 % y tiene por objeto prestar esos dineros a los constructores de obras de 4G en infraestructura.

Lo anterior implica una advertencia a los funcionarios públicos que participen en esa compra-venta de “Gobierno con Gobierno”: si la inversión en estas acciones prevé rentabilidades inferiores a una tasa equivalente de inflación más el 4,1 % anual, estarían incurriendo en flagrante detrimento patrimonial que Contraloría y Procuraduría deberán sancionar.

Guillermo Perry, Fitch Ratings y el Fondo Monetario Internacional han criticado esta maniobra de contabilizar como ingreso corriente la venta de activos públicos. Además, será mal calificado por los mercados cambiar el destino de los dineros de Isagén, definidos.

@jrobertoacosta1, [email protected]

871804

2019-07-20T01:30:51-05:00

column

2019-07-20T01:45:01-05:00

[email protected]

none

¿Uribismo derrochará dinero de Isagén?

41

3014

3055

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de José Roberto Acosta

¿Superfinanciera ciega, sorda y muda?

“Asustadurías” y corrupción privada

Otra perla de la ministra de Transporte

Y de los trabajadores de la salud, ¿qué?

Pelea entre bancos por Ruta del Sol