¿Cuáles son las razones de la movilización?

hace 8 horas
Por: Cartas de los lectores

Vacas: salud humana, cambio climático, política y economía

La actividad económica de la ganadería vacuna tiene múltiples connotaciones de tipo ambiental, económico, social y de salud humana, que en conjunto generan más perjuicios que beneficios para la sostenibilidad de nuestro planeta.

En la salud humana, son muchos los estudios y las conclusiones que se ocupan de los efectos nutricionales y fisiológicos del consumo de carne, entre otros, los que tienen que ver con la presencia de radicales libres y cáncer. Sin desconocer los enfoques culturales, religiosos y filosóficos asociados con el consumo de la carne, como en el caso del hinduismo, el mundo es testigo del advenimiento de nuevas corrientes del vegetarianismo enfocado a la salud humana.

De otro lado, en países como el nuestro el aumento de áreas en pastos y cabezas de ganado se correlaciona con efectos ambientales como emisión de metano, tala de bosques y erosión de suelos, pero también con tenencia y formas de producción vinculadas a desplazamientos y violencia, con referencia especial a la relación entre la ganadería y gobernantes cuestionados, narcotraficantes, guerrillas y paramilitarismo.

Por todo esto es necesario plantear propuestas que aporten a la mitigación de los efectos ambientales de la producción ganadera, desarrollando modelos de producción que contemplan además la necesidad de la seguridad alimentaria colombiana, aprovechando los recursos ambientales de los ecosistemas de valles interandinos y zonas de ladera del país.

Modelos productivos basados en conceptos como la permacultura o agricultura permanente desarrollada por los australianos Bill Mollison y David Holmgren, contraponiéndola a la agricultura convencional con alto uso de recursos externos como agroquímicos y semillas, y alto impacto en el suelo, aguas, aire y biodiversidad.

Este modelo se adapta en lo productivo a las condiciones agroecológicas, sociales y económicas particulares de cada localidad y contempla principios y tecnologías sostenibles para la reutilización de agua, la generación eléctrica, el control electrónico de los comportamientos bioproductivos, que incluye el uso de especies menores para satisfacer las necesidades de los que requieran las proteínas animales en su dieta.

Álvaro Enciso Prieto. Ingeniero agrónomo, UN de Colombia.

Envíe sus cartas a [email protected].

886308

2019-10-17T00:00:10-05:00

column

2019-10-17T00:15:01-05:00

[email protected]

none

Vacas: salud humana, cambio climático, política y economía

61

2491

2552

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

De tanto incumplimiento…

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores