¡Vacuna!

Noticias destacadas de Opinión

Seamos optimistas e imaginemos que, así como el COVID-19 nos atacó por sorpresa y nos encerró en unas pocas semanas, la llegada de la vacuna se comportará de manera equivalente y para final de agosto el riesgo de contagio y muerte se haya reducido a niveles insignificantes.

En este experimento mental, la velocidad de respuesta tecnológica llegaría a interferir con los procesos, más lentos, de lo institucional, lo que para efectos de este ejercicio podría traducirse en un nuevo ejercicio de indagación acerca del comportamiento social: una nueva perturbación que se sobrepondría a la que causó originalmente el virus y cuyas consecuencias habría que comenzar a explorar.

 

Comparte en redes: