Por: Yohir Akerman

Valorizando otras tierritas

El exrepresentante a la Cámara por el Partido Liberal Luis Javier Castaño Ochoa fue capturado en Miami en 1986 por narcotráfico y lavado de activos en una operación conjunta de la DEA y el FBI.

En marzo y abril de 1988 fue condenado, en dos sentencias distintas, a ocho y a 16 años de prisión respectivamente. Y después de 36 meses encarcelado, fue liberado en febrero de 1989 gracias a su aceptación de culpa y colaboración con la justicia.

Castaño Ochoa delató rutas de tráfico de estupefacientes y ayudó a la captura de personas asociadas al narcotráfico. A su regreso a Colombia, después de estar preso en Estados Unidos, Castaño Ochoa se alió con José Prieto Mesa, padrino político de Eugenio Prieto.

Tal y como lo reportó La Silla Vacía, en 2015 Castaño Ochoa, como representante legal de la sociedad Inversiones Castaño L.J. y CIA, le donó 200 millones de pesos a la campaña a la Gobernación de Antioquia del señor Luis Emilio Pérez Gutiérrez. (Ver La cuota del financiador).

Una ayuda desinteresada.

En agradecimiento Pérez Gutiérrez nombró a la esposa de Castaño Ochoa, Llanedt Martínez, en el equipo de empalme con la saliente administración de Sergio Fajardo en el área de productividad y competitividad y, posteriormente, ya como gobernador, la designó en la Gerencia Indígena del departamento de Antioquia.

Pero el agradecimiento con Castaño Ochoa no paró ahí.

Un amigo del exnarcotraficante, y de su esposa Llanedt Martínez, también recibió un cargo muy importante como gerente del Instituto para el Desarrollo de Antioquia (IDEA), entidad que cuenta con un presupuesto anual de 200.000 millones de pesos.

Mauricio Tobón Franco fue el merecedor de ese premio.

Tobón Franco se inició en la política como concejal de Medellín. Posteriormente fue gerente de la Contraloría General en el departamento, como parte del grupo liberal del exsenador Eugenio Prieto. En 2014 formó parte de la lista del Centro Democrático a la Cámara y al salir quemado de esa elección montó con gran éxito Minuto30. (Ver Minuto30).

Ese portal de noticias fue el primero en apoyar editorialmente la candidatura de Pérez Gutiérrez y en defender las posturas del exalcalde, incluso las más complicadas, como la Operación Orión. Esa lealtad y la amistad con Castaño Ochoa lo llevó al IDEA. (Ver Fotos).

Pero a Tobón Franco le fue muy mal celebrando su nombramiento en diciembre de 2015. Cuando estaba completamente borracho en una madrugada decembrina, y ya se iba a dormir, decidió tirar unas últimas recámaras de pólvora con tan mala suerte que la final le explotó en el ojo.

Ahora bien, la pérdida de uno de sus ojos no le ha hecho desenfocar la vista de lo importante en la Gobernación. O por lo menos lo importante para su beneficio.

Volvamos a las vías.

Adicional a la doble calzada de la APP Las Palmas-Alto Carrizales-El Tablazo que planea construir el gobernador de Antioquia y beneficiará su tierra de la hacienda Torrealta, esta administración también tiene entre sus planes pavimentar unas vías que conducen del corregimiento de Puente Iglesias a un sitio conocido como Líbano y otro conocido como el Camino de la Virgen en Támesis.

El Camino de la Virgen es una vía en muy mal estado y con mínimo tráfico, que une la carretera que pasa por el río Cartama con la vía que lleva hacia el corregimiento de Palermo y, después, al municipio de Támesis en donde están ubicadas lujosas casas de recreo.

Dos de esas propiedades son bastante interesantes.

Según la Superintendencia de Notariado y Registro, la primera de ellas es el Lote 5 ubicado en la vereda La Oculta en el municipio de Támesis. Esta tierra fue adquirida el 9 de noviembre de 2011 por la Comercializadora Internacional Agrícolas La Patagonia SAS por un valor de 60 millones de pesos colombianos. (Ver Matrícula 032-18287).

Esta empresa, registrada en Medellín con el NIT 900.426.053-4, tiene como representante legal al señor Gustavo Tobón Botero, padre del gerente del IDEA. (Ver Representante Legal).

La segunda propiedad es el Lote 6 en la misma vereda que fue adquirida por Tobón Franco también por un valor de 60 millones de pesos colombianos. En septiembre de 2014, Tobón, como queriendo no dejar rastro, transfirió la propiedad a la empresa Comercializadora Internacional Agrícolas La Patagonia por un valor de alrededor de 26 millones de pesos y en calidad de “Aporte a Sociedad”. (Ver Matrícula 032-18288).

Con el detalle de que el correo electrónico de contacto registrado en esa empresa corresponde al personal de Mauricio Tobón Franco.

Es decir, hoy en día, Tobón no cuenta con ninguna propiedad a su nombre, ninguna. Pero es la persona que usufructúa y, además, se verá beneficiado por la valorización de la pavimentación por parte de la administración para la que trabaja, de una vía que justamente pasa por sus propiedades, y ni siquiera cuenta con estudios de origen y destino. Es decir, con el debido análisis del flujo de vehículos que se toma como base para priorizar la pavimentación de las vías.

Una práctica ya conocida para el gobernador y sus allegados. Parece que el departamento usa la figura de valorización con el fin de favorecer a sus cercanos con la realización de proyectos que no siempre cuentan con los estudios necesarios.

@yohirakerman

[email protected]

750078

2018-04-14T21:00:43-05:00

column

2018-04-14T21:13:31-05:00

jrincon_1275

none

Valorizando otras tierritas

27

6537

6564

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Yohir Akerman

La llamada indiscreta

Vinagre

Sinfonía de falsos testigos

De esto hablamos, viejo

Reconfirmando la verdad