¿Qué se sabe de la recaptura de Aida Merlano?

hace 1 hora
Por: J. William Pearl

Vecindario

El país se ubica en un vecindario que nuevamente está cambiando. Argentina volverá a los subsidios; Perú está en grave crisis política; Ecuador enfrentó un fuerte remezón; Chile está colapsando; Bolivia es una mezcla, pues políticamente actúa como izquierda y en lo económico para unas cosas es de izquierda y para otras no; Nicaragua es de izquierda; Venezuela lleva cerca de 20 años en la izquierda; Cuba lleva en el comunismo más de 50 años; México es una incógnita aún. ¿Estos cambios qué tanto afectarán a Colombia y más específicamente a Bogotá?

Por algunos años Colombia estuvo ubicada como el único país de Suramérica en la derecha, esto cambió y la gran mayoría de países volvieron a la derecha. Cambió de nuevo y la democracia perdió algo de terreno. Brasil está ubicado en una derecha tan extrema que no logra ver que sus ciudadanos necesitan un gobierno para todos y no para unos pocos. El panorama parece mostrar que muchos países de América Latina serán de izquierda, lo cual para muchos es un avance.

Es evidente y claro que el mejor sistema es el democrático, la alternación del poder es necesaria, ya que el poder puede corromper y llevar a extremos como se ve en Venezuela y también en Nicaragua, en donde la protesta (en su mayoría de los jóvenes) no es aceptada libremente. ¿Qué harían las personas de izquierda si en Colombia no pueden protestar libremente? Este sería un gran problema, pues las personas de izquierda buscan un equilibrio para todos y generalmente lo hacen con marchas y protestas.

Si los regímenes comunistas bajo la Unión Soviética hubieran sido exitosos, no se habrían acabado; simplemente la otrora Unión Soviética no los podía subsidiar por más tiempo y los soltó. Las diferencias entre la Alemania federal y la Alemania comunista eran evidentes, tan era así que los comunistas tuvieron que levantar un muro vigilado 24 horas al día y aun así la gente intentaba pasarlo para buscar un mejor futuro. Este tipo de regímenes piensan que la salud y la educación son suficientes, pero no es así; las personas anhelan y valoran la libertad. Lo que nunca logro entender es que, si el sistema cubano es tan bueno, ¿cuál es la razón para no permitir la salida de sus ciudadanos? Si es tan bueno, ¿por qué huyen en balsas?

Los sistemas de izquierda no funcionan del todo bien pues, como está propuesto, los más ricos se van del país, dejan de tributar y en consecuencia los menos favorecidos se ven altamente perjudicados.

En Bogotá, ganó Claudia López la Alcaldía y enfrenta un reto enorme. Muchos esperan que haga magia, pero no puede. Ella no es de izquierda, tiene algunas ideas que buscan favorecer a quienes menos reciben dinero por su trabajo y hará un gran y necesario énfasis en la educación gratuita, entre los muchos retos que enfrentará. Es un hecho que Colombia quiere algo más: en Medellín ganó un joven que busca repartir mejor la riqueza, en Cartagena triunfó una persona que no pertenece a la política tradicional, al igual que en otras ciudades. El reto de Claudia es llenar las expectativas de los menos favorecidos, quienes sienten claramente que ganaron un espacio que no piensan perder fácilmente. La política está cambiando radicalmente en América Latina y naturalmente Bogotá no es ajena a esos cambios. Estoy seguro de que Claudia no nos decepcionará en absoluto.

889556

2019-11-05T00:00:00-05:00

column

2019-11-05T00:00:01-05:00

jrincon_1275

none

Vecindario

10

3528

3538

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de J. William Pearl

Irán

Machismo

Dilema

Descomposición

Electricaribe